El juego y ambientes virtuales de aprendizaje

Próximamente más información




Tecnologías usadas en natación

La tecnología viene siendo desde hace ya bastantes años un factor fundamental en la vida de los seres humanos. Han invadido prácticamente todos los ámbitos de nuestro día a día con el fin de facilitárnoslo casi todo. El deporte no es un campo que escapa a los constantes avances tecnológicos que cada día intentan perfeccionar nuestra forma de practicarlo tanto a nivel competitivo como a nivel recreativo, la tecnología se ha ido utilizando en el deporte para mejorar muchos aspectos del mismo.

Video por Ana Raquel Córdova Peñate

 

 




Apuntes básicos sobre fuerza máxima

La fuerza es, dentro del deporte y la actividad físicamente, la capacidad de un sujeto de vencer una resistencia.

Ms.Af. Julio Moisés Campos Alvarenga
julio@svdeportes.net

Cuando un músculo se contrae, genera una tensión que se opone a una resistencia externa o interna. El grado de esta tensión producida por la contracción del músculo, depende de varios factores, que se resumen en cuatro grupos:

 

Factores Biológicos

  • Estructura de las fibras
  • Hipertrofia
  •  Hiperplasia
    • Aspectos neuromusculares
    • Fuentes energéticas
    • Comportamiento hormonal

 

Factores Mecánicos

  • Longitud del músculo
  • Velocidad de contracción
  • Elasticidad

 

Factores Funcionales

  • Tipo de contracción

 

Factores sexuales

 

MANIFESTACIONES DE LA FUERZA

Según Vittori y M. Vélez, se puede realizar una clasificación sustentadas en las causas que provocan la contracción muscular:

 

  • Manifestación activa de la fuerza: es la tensión capaz de generar un músculo por acción de una contracción muscular voluntaria, y dentro de ella, hay diferentes manifestaciones de esta: fuerza máxima, fuerza veloz y fuerza resistencia.

 

  • Manifestación reactiva de la fuerza




Webinar SVDeportes

Se dará diploma de participación a los que estén, como mínimo, en 6 eventos desde la plataforma Zoom, entrando con el mismo correo con el que se inscribieron.

Más detalles

⇓⇓⇓⇓⇓⇓⇓⇓⇓⇓⇓⇓⇓⇓⇓⇓⇓⇓⇓⇓⇓⇓⇓⇓⇓⇓⇓⇓

Link de Zoom:

https://us02web.zoom.us/j/83425305232

 

Link:

https://us02web.zoom.us/j/83425305232 




Solicitud de diplomas




Medios de control de la planificación atlética para la alta competencia

El presente artículo describe una serie de documentos que se considera que son de suma importancia, dentro de la planificación de una temporada del atleta y que están integrados entre sí, con el objetivo primordial de alcanzar desarrollar al máximo, el potencial atlético del deportista, respetando sus etapas  evolución y crecimiento deportivo, en todos los ámbitos.

Por Lic. Ernesto Castro
Entrenador Nivel IV IAAF, Maestría Alto Rendimiento Deportivo COCH-COES
Diplomado en Ciencias Aplicadas en Alto Rendimiento, CAR e INEFC, Barcelona, España.
ernesto_c2010@hotmail.com

La planificación de una temporada o de una a largo plazo de un atleta bajo nuestra tutela, conlleva una gran responsabilidad y compromiso, con él, con su familia, con la federación y con el país, por lo que, hay que tomar en cuenta todos los aspectos de la vida del atleta, aquellos que tienen y pueden tener incidencia en el cumplimiento de la planificación anual, y no solo basarse  en lo relacionado al entrenamiento, sino también tomando en cuenta su entorno familiar, social, educativo, con la finalidad de obtener los resultados porque los que se trabaja.

El profesionalismo debe ser una cualidad que debe regir al entrenador y atleta, en la búsqueda del alto rendimiento atlético, tanto en el entrenamiento diario en la pista, como también en lo que respecta al trabajo administrativo.

La planificación tiene que estar bajo una estructura de trabajo coordinado,  involucrando al entrenador, al atleta y al departamento de ciencias aplicadas, en lo todo a lo que concierne su elaboración, realización, evaluación y control de éste, si realmente se desea obtener los resultados y objetivos trazados en la planificación a corto, mediano y largo plazo.

Además, es de suma importancia el acompañamiento de la familia y de las autoridades federativas y gubernamentales, en la colaboración y aportación de medios requeridos, para el cumplimiento de lo planificado y de resultados pronosticados.

Dentro de la documentación requerida para el control de la planificación, se pueden mencionar de acuerdo a su orden de planificación y control:

  • Ficha personal
  • Análisis de macroestructura de temporada anterior
  • Macroestructura temporada actual
  • Plan escrito y grafico
  • Planificación por mesociclo
  • Planes de entrenamiento por mesociclo
  • Agenda diaria Atlética y personal
  • Control de entrenamiento
  • Control de pesos, marcas y tiempos
  • Control de ciencias aplicadas

 

Descripción de documentos

FICHA PERSONAL

Este documento es importante tenerlo desde un inicio, ya que contiene datos relevantes que pueden orientar de alguna manera, durante el proceso de planificación atlética.

 

ANALISIS DE MACROESTRUCTURA DE TEMPORADA ANTERIOR

En este documento debe plasmarse, los datos relevante durante la temporada pasada, iniciando con una breve descripción general de la temporada y de otros aspectos como de la preparación física, técnica y psicológica, de control médico y de fisioterapia, además de tablas comparativas de resultados contra pronósticos, y de otros datos de importancia que puedan ser de gran utilidad en la planificación de la temporada actual.

 

MACROESTRUCTURA DE TEMPORADA ACTUAL

Este documento debe plasmar inicialmente una descripción de las condiciones y medios, con las que se cuentan y de las necesidades, que se requieren para el desarrollo y cumplimiento de la planificación de la temporada actual. Además, de perfil del atleta, objetivos generales y específicos,

de una descripción por cada mesociclo detallando: sus objetivos, fechas de duración, ciclaje y de contenido semanal por día de la semana, de propósitos competitivos, del análisis de adversarios, de plan de competencias y test de control con sus respectivos objetivos de acuerdo a calendario anual. Además, de cuadros de métodos de trabajo  a utilizar y cuantitativo de distribución de porcentajes de trabajo, y de tipos de test y pruebas médicas a realizar.

 

PLAN ESCRITO Y GRAFICO

El documento de plan escrito, debe plasmar la distribución de trabajo, de acuerdo a calendario de competencias anual, con sus objetivos, descripción de competencias y pronósticos, detalle por mesociclo en fechas, semanas, periodos, tipo de mesociclos y ciclaje, y el incremento de cargas anuales respecto a temporada anterior. En cuanto, al plan gráfico éste debe plasmar la misma información del plan escrito pero de manera más detallada agregando distribución de medios de trabajo por volúmenes e intensidad y controles de evaluación.

PLANIFICACION POR MESOCICLO

Este documento de debe plasmar, la estructuración del trabajo a realizar durante las semanas del mesociclo, en este debe contener su duración y ciclaje, competencias o test durante el mesociclo, los objetivos físicos, técnicos y variados, pronósticos del mesociclo, distribución de cargas respecto a cada semana, descripción de los medios de entrenamiento físicos, técnicos, teóricos y psicológicos, descripción del trabajo semanal por día y de observaciones generales.

 

PLANES DE ENTRENAMIENTO POR MESOCICLO

Este documento debe plasmar la descripción detallada del entrenamiento semanal por cada día, con sus respectivos objetivos, volúmenes, intensidad y densidad (descanso), acorde al mesociclo que se encuentra el atleta.

 

AGENDA DIARIA ATLETICA Y PERSONAL

Esta será llenada por el atleta diariamente plasmando todos los aspectos de su rutina cotidiana, desde que se despierta hasta que se duerme. En la agenda anotara horas de sueño, su alimentación, color de orina (para medir hidratación), pulsaciones durante el día, todo lo relacionado al entrenamiento, y de otros datos relevantes que pueden tener incidencia en su preparación atlética.

Esta agenda seria idealmente llevarla digitalmente y pudiéndole ingresar información durante el entrenamiento desde un celular o  tablet, y de  no  contar  con  este  medio,  se puede llevar en papel durante el entreno y posteriormente en casa digitándola en la PC.  La agenda será supervisada por el entrenador semanalmente o cuando lo crea conveniente y recopilándola a fin de mes, en un solo documento mensual.

 

CONTROL DE ENTRENAMIENTO

En este tipo de control el entrenador llevará la asistencia diaria, tiempos y marcas, pulsaciones y todo dato relevante de los atletas en la agenda diaria del entrenador. En otro tipo de control del entrenamiento, es por medio de cuadros en Excel, donde tanto el entrenador como el atleta, plasmara tiempos y marcas realizados durante el entrenamiento, pudiendo obtener instantáneamente de manera digital, porcentajes realizados en comparación de su mejor tiempo personal, como respecto a tiempos requeridos y realizados, como también de marcas en campo y de pesos en fuerza.

CONTROL DE TIEMPOS Y MARCAS EN COMPETENCIAS Y TEST

Este tipo de control corresponde a resultados en competencias y test realizados, llevando además, tablas comparativas de progresión de tiempos y marcas.

CONTROL DE CIENCIAS APLICADAS

Este tipo de control corresponde al seguimiento de la atención que el atleta recibe por parte de especialistas del departamento de ciencias aplicadas. Llevando una bitácora que puede llevarse de modo digital por medio de la red y la cual sería la mejor opción o también de manera física en papel por medio de un cartapacio, el cual deberá ser entregado por el atleta cada vez que pase consulta con especialista y éste ingresará la información respectiva; el entrenador tendría la misión de actualizar el documento con mesociclo de entrenamiento actual y agenda semanal de entrenamiento llevada por el atleta durante el mesociclo. Este control llevara los documentos: ficha personal, control  área  médica,  fisioterapia,  psicológica  y  nutricional.

Es de suma importancia e indispensable en la elaboración de una planificación atlética integral del atleta, el tomar en cuenta todos los aspectos de la vida del atleta, para alcanzar el éxito y lograr así, el alto rendimiento deportivo.




La velocidad y una visión de entrenamiento

El cuerpo del atleta es como un auto de carrera, en el cual cada pieza tiene su función específica y que al descuidar una de ellas afectaría el funcionamiento y rendimiento al 100% de todo él, de la misma manera debemos ver al atleta, como un todo, si buscamos desarrollar su máximo potencial atlético.

Por Lic. Ernesto Castro

  • Entrenador Nivel IV IAAF, Maestría Alto Rendimiento Deportivo COCH-COES
  • Diplomado en Ciencias Aplicadas en Alto Rendimiento, CAR e INEFC, Barcelona, España.

El atleta es un ser vivo que siente y piensa, por lo que debemos fomentar en él, su entendimiento, comprensión y análisis, respecto a su entorno deportivo, en especial  a todo lo relacionado a su entrenamiento, dejando de ser una máquina, que solo hace lo que se le dice, sin tener conocimiento del porque lo hace y que se busca con ello.

De todos los principios de la preparación atlética, considero el más relevante al principio de INDIVIDUALIZACION, porque si vemos al atleta como un ser único y que reacciona de forma diferente a los estímulos, a como otros individuos lo hace; su preparación atlética tiene que estar enfocada tomando en cuenta, tanto su vida como atleta y como personal. Es importante no perder de vista, su quehacer diario, ya que en esté, pueden surgir situaciones  que  afecten su rendimiento atlético a corto y largo plazo.

Es primordial que existir un trabajo en conjunto y coordinado, entre entrenador y departamento de ciencias aplicadas como un medio para obtener resultados satisfactorios de acuerdo a lo planificado en la temporada anual del atleta. La evaluación, tratamiento y seguimiento profesional, de los encargados en el área de ciencias aplicadas, es una herramienta indispensable para alcanzar el desarrollo del máximo potencial físico y mental del atleta en el alto rendimiento.

Referente al tema en discusión, y de acuerdo a algunos expertos en la materia, definen a LA VELOCIDAD como:

  • “Una combinación del tiempo de reacción y el tiempo de movimiento, en una distancia establecida”. (1)
  • “La frecuencia máxima que un individuo pueda cubrir una distancia en periodo de tiempo específico”. (1)

En otros aspectos, La velocidad consta de  dos factores que son: la frecuencia de movimiento y la amplitud de la zancada. Movimientos primordiales para alcanzar el mejor rendimiento del atleta durante la carrera de velocidad. Los movimientos dentro de estos factores, se deben estimular y desarrollar desde el proceso de iniciación, al igual que los técnicos, para que la mente logre mecanizar los movimientos y realizarlos de manera natural, al igual como lo hace al momento de caminar.

El Entrenamiento de LA VELOCIDAD es importante verlo desde el punto de vista biomecánico de su técnica: la postura corporal, los ángulos de articulaciones de extremidades y contacto del pie en el suelo, para así lograr pulir cada aspecto de ellos, y alcanzar un mejor desempeño y rendimiento.

También es primordial ver a LA VELOCIDAD desde un punto vista por medio del trabajo de los sistemas energéticos, ya que como se mencionó anteriormente, el cuerpo del atleta es como una maquinaria que cada pieza tiene una función y que está en armonía con el resto, en nuestro caso, al descuidar un sistema energético o priorizar uno con un mayor porcentaje que otros, puede llevarnos a no desarrollar a plenitud las capacidades del atleta o en el caso crear deficiencias que imposibilitarían su organismo, a rendir a su máximo potencial atlético.

LA VELOCIDAD, se divide en varias fases durante la carrera: la aceleración, la velocidad máxima, el mantenimiento de la velocidad y desaceleración, cada una de estas fases tiene su trabajo específico por medio de los sistemas energéticos, para estimularlos, desarrollarlos, y también biomecánico, que busca la mecanización la técnica correcta de carrera.

Otro aspecto importante de tener en cuenta, es el trabajo de fortalecimiento muscular, trabajando tanto los músculos agonistas como antagonista para no crear un déficit muscular, que pueda llevarnos a una lesión, como también con el resto de músculos que interfieren en el movimiento técnico y en general.

Hay que tener en cuenta en la planificación anual, todos los principios del entrenamiento. La planificación debe estar estructurada bajo un proceso ordenado y coherente, para tener los resultados pronosticados. No se debe improvisar en ninguna etapa del entrenamiento del atleta, inclusive cuando debemos realizar cambios repentinos en los planes, por imprevistos fuera de nuestro alcance.

Es primordial también seguir el principio de PARTICIPACION ACTIVA con el atleta, para que conozca todo lo relacionado a su preparación deportiva: sus objetivos, sus pronósticos, mesociclos, microciclos, métodos, rutinas, etc,  y saber con certeza el por qué lo realiza, cuáles son sus beneficios, las intensidades y volúmenes. Además de llevar su agenda diaria, y todos los datos relevantes que  son  de  gran utilidad en la retroalimentación de sus planes de entrenamiento.

LA VELOCIDAD, es una cualidad del ser humano que, y que desde el punto de vista del atletismo, pocos son los elegidos para sobresalir en ella, la genética y el tipo de fibras musculares son factores importante para un velocista. Se puede trabajar la velocidad, pero si en el atleta no hay un predomino de fibras blancas y características genética, difícilmente puede alcanzar tiempos elites, pero si puede mejorar   su   velocidad   según  su   potencial  físico  personal.

Entre otros de los factores determinantes para la velocidad, se  pueden mencionar: (2)

La velocidad de transmisión nerviosa, que es la velocidad con la que los ramales nerviosos transmiten los estímulos, así a mayor velocidad de transmisión mayor velocidad de contracción y de movimiento.

La frecuencia de movimientos, la mayor frecuencia de movimientos a igualdad de fuerza, aumentara la velocidad de movimiento.

La coordinación inter e intramuscular, Es el trabajo de en forma sincronizada de la musculatura, manteniendo una coordinación entre los músculos agonista y antagonistas.

La Fuerza muscular, Es importante el trabajo tanto general como especifico de la fuerza en el velocista, una mejora de la velocidad suele ir precedida de una mejora de la fuerza.

El dominio técnico, el dominio técnico como biomecánico permiten aprovechar al máximo las capacidades físicas del velocista.

 

El trabajo de la velocidad se puede analizar desde varios puntos de vista:

Según sus fases, dentro de estas, una de ellas es la aceleración, cuyo objetivo es buscar la mayor aceleración posible, partiendo de cero, esta puede durar de acuerdo a la capacidad física del atleta. Se debe poner énfasis en la técnica y potencia muscular, para su mejor desempeño, otra de ellas es la velocidad máxima, donde se busca alcanzar la máxima velocidad que el organismo está capacitado para realizar, otra fase es el mantenimiento de la velocidad, donde se busca poder mantener el mayor tiempo posible la velocidad máxima alcanzada, finalizando con la fase de desaceleración que se da cuando el organismo no logra mantener la velocidad máxima y su bodega energética se agota.

Según la biomecánica, el atleta durante la ejecución de la carrera de velocidad, debe realizar movimientos corporales acorde a una secuencia biomecánica de la carrera, tanto en el movimiento de piernas, como en el de braceo, desde la posición de salida hasta cruzar la meta. Respecto a la posición de salida es importante mantener los ángulos idóneos en piernas, tronco y brazos. Tanto los ángulos como la postura en la salida del atleta, son primordiales para realizar una buena acción y ganar una mejora en el tiempo final. Durante la etapa de aceleración e igual durante toda la carrera los brazos estos deben mantenerse en un ángulo de 90° entre brazo y antebrazo, sin ejercer una tensión excesiva, al igual que en las manos y la elevación de la rodilla es a un nivel medio, ejerciendo un apoyo enérgico con el pie (metatarso) contra el suelo. Durante la etapa de velocidad máxima, las piernas debe realizar un movimiento circular, llevando la rodilla elevada y pierna trasera a una altura media, y durante el apoyo en el suelo, el pie debe apoyarse siempre con el metatarso ejerciendo una presión hacia  abajo-atrás (zarpazo) y la posición de ambas piernas deberá estar paralelas en línea vertical al centro de gravedad, para evitar un frenado al momento del apoyo del pie.

 Fuente de grafico ponencia velocidad congreso entrenadores 2020
Fuente de grafico ponencia velocidad congreso entrenadores 2020

Según sistemas energéticos, en la velocidad estos se emplean en porcentaje acorde a cada sistema energético y cada periodo de entrenamiento de la temporada. Los sistemas energéticos en los que debemos trabajar son: anaeróbico aláctico, este no requiere de oxígeno, por lo que no lactifica, anaeróbico láctico, genera ácido láctico, anaeróbico aeróbico, que es un trabajo mixto entre los sistemas anaeróbico láctico y aeróbico, y el sistema aeróbico, importante en la etapa general y en la regeneración, durante la temporada. Cada uno de estos tiene un propósito dentro de la preparación atlética, de acuerdo a cada mesociclo de entrenamiento y que su distribución varía en su porcentaje, de acuerdo a la prueba de velocidad que se entrene.

Fuente de gráfica, ponencia Dr. Vargas INDES, Principios fisiológicos y valoración funcional, 2009
Fuente de gráfica, ponencia Dr. Vargas INDES, Principios fisiológicos y valoración funcional, 2009

Hay que tener presente, cuando se realiza el entrenamiento de la velocidad, al descanso que el atleta debe tener entre series y repeticiones, esto acorde a lo se busca desarrollar con dicho entrenamiento. También es de extremada importancia tener presente, al descanso entre días de trabajo de cada sistema energético, para evitar la sobrecarga en atleta, que no solo bajara su rendimiento sino además puede ser causa de lesiones.

Según la fuerza muscular, el trabajo de fuerza en la velocidad es de suma importancia, desde el periodo general hasta el periodo competitivo, en su trabajo podemos buscar: el fortalecimiento general y específico, de fuerza máxima y explosiva, de fuerza reactiva y de potencia. Cada mesociclo debe tener su objetivo respecto al trabajo de fuerza y lo que se busca obtener. No hay que perder de vista, que cada atleta es  diferente y  por ende, pueden tener diferencias respecto a

pesos, aunque con otros atletas sean de la misma edad y categoría. Dentro del trabajo de fuerza en los velocistas, debemos tener cuidado en lo que se planifica, debemos tener siempre presente todos los músculos que se activan durante el gesto técnico, y además, del trabajo de los músculos agonistas y antagonistas, en el caso de la velocidad estos músculos son los isquiotibiales y los cuádriceps, para no crear una disparidad muscular entre ellos, que puede ser causa de lesiones futuras. El trabajo de fuerza reactiva y el levantamiento olímpico, son una buena herramienta para el trabajo de la potencia en el velocista.

Respecto al enfoque del entrenamiento aplicando los principios del entrenamiento, ¿Porque tomar el principio de INDIVIDUALIZACION como más relevante, desde el punto de vista de la alta exigencia?

Si partimos de que el atleta es un ente único y que cada individuo reacciona de forma diferente a los estímulos y necesidades, el principio de individualidad prevalece sobre los demás principios, porque si no tomamos en cuenta las capacidades físicas y mentales del atleta, los demás principios perderían su eficacia. Por mencionar un ejemplo: si el atleta tiene deficiencia en su alimentación esto afectaría su rendimiento en trabajo de sobrecarga, ya que no podría rendir como debería hacerlo comparado si tuviera una nutrición balanceada. Tomando en cuenta también, que la adaptación del organismo a las exigencias del entrenamiento está ligada a la capacidad física y fisiológica del atleta.

Entre otros  principios, cuyas  definiciones  tenemos, están: (3)

La Sobrecarga, es el principio donde se busca “la capacidad de adaptación del cuerpo a las cargas del entrenamiento y recuperación”. Si la carga del entrenamiento no es suficientemente grande existe muy poca o ninguna supercompensación o si una carga es excesiva le causara problemas en su recuperación. Con este trabajo se busca además del aumento de la carga logrando una adaptación progresiva y  una supercompensación, hasta llegar a una mejor forma física. Especificidad  es el principio donde “las cargas de entrenamiento producen sus propias adaptaciones reacciones específicas”. La carga de entrenamiento debe ser específica al atleta individual y acorde a las exigencias de su prueba. También se tienen los principios de Reversibilidad  este alude a la pérdida gradual del efecto beneficioso del entrenamiento cuando se reduce la intensidad, duración o frecuencia del entrenamiento, “si no se usa se pierde”. De Variedad en la que hace relación a tener una variabilidad de rutinas del entrenamiento para evitar la monotonía. Es de suma importancia del principio de participación activa, ya que este involucra al atleta en todo lo relacionado a su entrenamiento diario como en su planificación a corto, mediano y largo plazo. Lo ideal es sentarse con el atleta y junto a él, redactar los objetivos, las metas, los pronósticos, el plan escrito, los, planes de entrenamiento, con la visión de que conozca cada etapa y sepa el porqué de las cosas, que todo tiene una razón de ser.

La importancia de que el atleta conozca todo lo relacionado a su preparación atlética, tanto en aspectos técnicos como fisiológicos,  es para involucrarlo y comprometerlo a su cumplimiento, y que  pueda discernir entre lo que más además adecuado o no, en su preparación atlética, tanto con respecto de los objetivos y metas trazadas, como planes de entrenamiento; por lo que debemos estimular en el atleta la capacidad de análisis crítico positivo, de su compromiso y desempeño atlético.

Otro aspecto a tomar en cuenta, es el de Fomentar e inculcar en el atleta, la adecuada realización del calentamiento y la vuelta a la calma,  acorde  a  las  exigencias del entrenamiento. El calentamiento previo a la participación en alguna competencia, debe realizarse de igual manera de como se hace para el entrenamiento, y la vuelta a la calma post competencia debe buscar la normalización de las funciones organismo. En ambos casos, el calentamiento y vuelta a la calma, debe tener como objetivo: el de evitar lesiones y sobrecarga por acumulación de fatiga, en el atleta.

Como entrenador es de suma importancia conocer aspectos de la vida cotidiana del atleta como: su alimentación previa al entrenamiento, sus horas de sueño, su estado emocional, etc. por lo esto requiere, se establezca la  confianza mutua entre entrenador y atleta, para lograr una comunicación en todas las vías posibles, en pro del cumplimiento de la planificación anual a corto, mediano y largo plazo, en sus objetivos, metas, pronósticos y en el entrenamiento diario.

 

¿Porque el trabajo en equipo entre el entrenador y profesionales en ciencias aplicadas?

Al igual que en el cuerpo del atleta, que requiere de todo un engranaje armónico para funcionar, lo es el trabajo del entrenador, atleta y staff de profesionales, en las áreas: técnica, medica, fisioterapéutica, psicológica y nutricional; áreas que están entrelazadas entre sí en el trabajo atlético con el atleta, esto si se busca el alto rendimiento. Difícilmente se obtendrá buenos resultados si se trabaja por separado o si alguna de ellas hiciera faltara. Como pieza central de este trabajo en equipo está la planificación del entrenamiento del atleta ya sea a corto, mediano y largo plazo. Partiendo de la planificación, las demás áreas  pueden hacer valoraciones al respecto, y dar exponer sus observaciones para que el entrenador pueda realizar modificaciones de ser necesarios. Mencionando como ejemplo: si el atleta realiza exámenes de laboratorio y el medico diagnostica deficiencias en la sangre, y que recomienda que el atleta no realizar cierto esfuerzos físicos extremos en el entrenamiento ya que puede ser dañino al organismo, o si se pasa con fisioterapeuta y éste identifica una desproporcionalidad muscular, se lo hace saber al entrenador; ambos casos expuestos, el plan de entrenamiento del atleta debería ajustarse, para evitar complicaciones, buscando su normal funcionamiento y por ende el máximo desarrollo de su potencial atlético. También en el trabajo coordinado con el psicólogo y nutricionista, es importante, tanto como para poder estar en armonía con el estado emocional y nutricional del atleta. Es importante se realicen evaluaciones en esta áreas que pueden llevarnos a un ajuste de la planificación anual, respecto en área de nutrición, es importante que el nutricionista conozca del trabajo diario en los sistemas energéticos y su gasto calórico, que se emplean durante el entrenamiento, para establecer una dieta optima acorde a las exigencias diarias, por el ejemplo:   en   el   caso  de  un  trabajo  de  velocidad   intenso durante la semana, la alimentación del atleta debe estar enfocada en el consumo de carnes y pescado, como un fuente de energía, y así cada día acorde a las exigencias del entrenamiento a realizar.

Es de suma importancia, el tener un medio de control del atleta de su atención en el área de ciencias aplicadas, como una bitácora, donde tanto el entrenador como los especialistas, pueden realizar sus anotaciones al momento de tener evaluación, consultas o sesión con el atleta, y como también estaría plasmado el plan de entrenamiento planificado por mesosiclos por parte del entrenado y de la agenda diaria semanal escrita por atleta. Teniendo así en la bitácora, una herramienta de valoración de todas las áreas que tienen injerencia en el resultado planificado para el atleta durante la temporada, con el fin de alcanzar el máximo desarrollo de su potencial atlético.

Otro factor importante en la preparación del atleta, es la medición y evaluación por medio de la tecnología y de herramientas, que ayudan a tener un diagnostico real de las condiciones del atleta, de acuerdo al periodo en las que estas se realizan, y de las que podemos mencionar: pruebas de esfuerzo, medición de lactato, análisis biomecánico de su técnica,  evaluación podológicas, el uso de plataformas de contacto y fuerza, etc. Lamentablemente en nuestro entorno  es complicado poder contar con estos medios de evaluación.

 

Conclusiones

Principalmente, debemos tener presente que el atleta es un ente único y con sus propias características físicas y mentales, y que su planificación de entrenamiento a corto, mediano y largo plazo, se debe estar elaborado tomando en cuenta estas características, además del entorno y condiciones de infraestructura, material deportivo, fogueos, entre otras. También es primordial que el atleta sea participe en el proceso de elaboración y control de su planificación, ya que debe comprometerse a su cumplimiento.

La importancia de conocer los aspectos de la vida cotidiana del atleta tanto en lo atlético como en lo personal, y además, de sus virtudes y carencias, es para  encontrar un equilibrio entre ellas, que nos permita el trabajar en desarrollar su máximo potencial atlético, en la búsqueda del alto rendimiento.

Hay que tener claro que se busca con: el trabajo biomecánico-técnico, con la aplicación de los principios de entrenamiento, con el entrenamiento de los sistemas energéticos, con el trabajo muscular general y específico, con trabajo en equipo con el departamento de ciencias aplicadas y autoridades, con el solo propósito de brindarle al atleta la mejor preparación deportiva profesional, para desarrollar al máximo todo su potencial atlético y como ser humano, en todos los ámbitos de la vida.

 

REFERENCIAS

  • Francia Robles, escritora y editora, Universidad Católica Andrés Bello, Venezuela. ¿Qué es la velocidad en la educación física? http://www.lifeder.com
  • Juan J. Gasa Pellicer, ¿Qué factores influyen en la velocidad? http://www.Saberespractico.com    10/11/09
  • Peter J. L. Thompson, Introduction to coaching theory, IAAF, 1991.



El impacto de la discapacidad motora en la educación física

En el siguiente análisis hablaremos sobre la discapacidad motora en el campo de acción en la educación física de El Salvador, donde veremos la problemática desde un punto crítico, porque el enfoque es ayudar al desarrollo integral de esta asignatura dentro del sistema educativo, para un mejor desarrollo por parte del educador, como del educando.

Hay que tener claro el concepto de discapacidad motora, también las diferencias que existen entre deficiencia, discapacidad y minusvalía, depende de cada concepto a trata específicamente se logran mejores metodologías en ellos, por lo tanto, comenzamos con la discapacidad motora es la presenta alguna disfunción en el aparato locomotor de la persona y que a su vez implica ciertas limitaciones posturales de desplazamientos y de coordinación de movimientos. Se puede dar por genética o puede ser desarrollado.

Conceptos según OMS: Deficiencia: pérdida o anormalidad de alguna estructura o función anatómica, fisiológica o psicológica. Discapacidad: imposibilidades de realizar una actividad Minusvalía: es la consecuencia de las deficiencias y discapacidades.

Teniendo claros los conceptos anteriores veremos la clasificación de las deficiencias motoras según Elisabet Martin y Diego copé Gil (2008):

– A nivel de afección cerebral, como trastornos motóricos con afectación cerebral, – A nivel de trastornos motóricos sin afección cerebral, – También pueden ser según la intensidad de la afección, leve, moderada y grave.

Cuando las personas tienen desarrollado las dificultades para el desplazamiento varían en grados desde los casos que la movilidad es nula hasta aquellos que el desplazamiento se da a través de algún tipo de ayuda.

Dentro de mi perspectiva el sistema educativo salvadoreño muchos niños sienten una marginación y por ende muchos profesores tienen la presión a no realizar actividades para todos ya sea por desconocimiento o creer que se pierde la posibilidad de poder
desarrollar habilidades en un niño con dificultad para desplazarse, y al mismo tiempo poder realizar la practica en el grupo de estudiantes en general.

Otros casos similares son las deficiencias motoras al manipular en el control postural, y la comunicación. Cabe mencionar que cada día son más los profesionales que hacen guiones de clase pensando principalmente en el grupo y no en lo que le resultaría más fácil ejecutar, muchos pueden lanzar una pelota y decir ‘’niños jueguen’’ o lanzar los aros y decirles a las niñas ‘’diviértanse’’ a impartir contenido estructurado en base a las características y necesidades de grupo etario y la enseñanza de la buena educación física.

En relación al centro educativo podemos asegurar que debería garantizar las condiciones que favorezcan a la integración, y la enseñanza de la educación física de manera adecuada, que lleve los componentes de aprendizaje a través del juego, sin necesidad de ser excluyentes.

Algunos centros educativos optan por pagar menos a personal no apto para poder trabajar, así las prácticas erróneas de la educación física sin contenido, sin enseñanza, una educación vacía donde el niño como protagonista deja de serlo. Donde el niño con dificultad motriz es un dolor de cabeza y la solución es ‘’vaya tú vas a llevar las anotaciones de los goles’’ o la niña ciega o con debilidad visual ‘’tú te sientas’’. Dentro de mi experiencia como profesor he visto muchos profesionales haciendo hasta lo inimaginable para aportar al desarrollo inclusivo del niño, se les aplaude, y se les reconoce el buen desempeño cumplido.

Hoy día nos mencionan de educación inclusiva, por ende, los profesionales en Educación Física y deporte no tenemos temor de diseñar jornalizaciones pensando en ya se para generar estrategias y métodos para poder incluir cada vez más sin dejar de lado el enseñar y aprender de manera que el receptor salga beneficiado.

Quiero terminar haciendo énfasis que ‘’El profesionalismo algún día será tomado en cuenta, la tarea del centro escolar antes que ver a un niño como fuente de ingreso para el colegio, es facilitarle la educación y formar profesionales integrales, apoyados en sus fortalezas’’.

Por: Kevin Iraheta. (22 de mayo 2020)




El estrés y el efecto de la actividad física en los seres humanos y en la población laboralmente activa

Se sabe que la rutina diaria en un trabajo, en el hogar, las largas horas que se pasan tras un escritorio, o una cocina, cuidando niños, adultos mayores o trabajo en una máquina de diferente función, un cajero bajo techo, un cartero bajo el sol, entre otras formas de trabajo ya sea parados sentados, pueden provocar desde agotamiento físico hasta agotamiento mental, llegando a generar estrés en la persona. Es por esto que existen altos niveles de estés en las diversas estructuras laborales en las mismas intensidades.

Por Kevin Iraheta, Entrenador Personal y Preparador Físico.
irahetakevin01@gmail.com

Podemos entender que El Estrés es la respuesta general del organismo ante cualquier estimulo estresor o situación estresante. (SATSE, Evolución del concepto estrés, 1). Por lo cual existen 2 tipos de reacciones ante el agente estresor; como la persona que toma positivamente el estrés (EUSTRÉS) personas que ante el agente estresor se vuelven creativos y afirmativos frente a una determinada circunstancia, lo cual les permite resolver de manera objetiva las dificultades que se presentan en la vida y de esta forma desarrollar sus capacidades y destrezas. Pero también existe el DIESTRÉS (la forma de reaccionar negativo al agente estresor, que puede manifestarse con comportamientos negativos y frustrantes.

También autores como Peiró (1992) señala que el estrés es un fenómeno adaptativo de los seres humanos que contribuye, en buena medida, a su supervivencia, a un adecuado rendimiento en sus actividades y a un desempeño eficaz en muchas esferas de la vida.

El estrés provoca preocupación y angustia y puede conducir a trastornos personales, desórdenes familiares e incluso sociales. Al respecto señalan Martínez y Díaz (2007): “el problema que subyace radica en los requerimientos de la Modernidad, concentrada en la obtención de resultados al margen de sus consecuencias sobre la calidad de vida, y por ende en la salud física y mental de las personas afectadas” (p. 1)

Pero el trastorno del estrés puede ser generado no solo por aspectos emocionales o espirituales sino por demandas de carácter social y amenazas del entorno del individuo que requieren de capacidad de adaptación y respuesta rápida frente a los problemas.

Si bien es cierto, El ser humano fue creado por Dios con la capacidad para detectar las señales que indican peligro, también tiene la opción de acercarse a las situaciones que generan amenazas o evitarlas y alejarse de ellas.

«El estrés no sobreviene de modo repentino, y se apodera de la gente como si de una emboscada se tratase». (Melgosa, 1999, p. 22). El estrés no aparece por arte de magia, debe tener un precedente, debe tener fases para que se pueda determinar cómo estés.

Tomando uno de los autores que más nos desglosa las fases del estés podemos recalcar que Melgosa (1999), explica que el estrés pasa por tres etapas: Fase de Alarma, Fase de resistencia, Fase de agotamiento.

Como se mencionó anteriormente, se han identificado tres fases en la respuesta al estrés: alarma, resistencia y agotamiento. La alarma, según explican Neidhardt et al. (1989), se produce cuando el cerebro percibe un factor causante de estrés.

En cuanto a la depresión, se considera que es uno de los riesgos terminales del estrés. Cuando este ha continuado más allá de la fase de alarma y se ha mantenido constante durante un tiempo prolongado en la fase de resistencia, se entra en la fase de agotamiento, en la cual el resultado más próximo es la depresión. La persona deprimida ya no realiza proyectos ni siente deseos de proponerse ninguno y el inicio de toda jornada le resulta demasiado pesado (Bensabat, 1987). En síntesis, la dolorosa pérdida de la autoestima, sin perspectiva alguna de modificación, es un estado que se torna permanente.

Ahora uno debe preguntarse ¿Cómo afrontar El estrés? Tomando en cuenta lo anterior, hay que dejar claro que los altos niveles de estrés pueden reducirse con actividad física y recreativa utilizando juegos que ayuden a mejorando las capacidades coordinativas, de equilibrio, flexibilidad, resistencia cardiopulmonar. Logrando de esta forma que la persona en general con estrés mejoren su salud física y bajen sus niveles de estrés y tensión.

No es solamente hacer una actividad física cualquiera, sino un tipo de actividad bien dosificada, adaptada y personalizada, donde cubra los objetivos saludables para prevenir los altos niveles de estrés, La OMS menciona que para mantenernos saludables hay que hacer ejercicio por 35 minutos; aquí solo mencionamos actividad física como tal, pero muchas personas ignoran que debe ser una actividad que debe estar bajo los criterios de un profesional capacitado para poder tratar de la mejor forma los altos niveles de estrés y los problemas relacionados a estos.

El desconocimiento de contratar un profesional que nos ayude; muchas veces es el factor principal del porque hay muchas personas que no logran percibir un cambio al intentar reducir los niveles de estrés y por ende no van a percibir resultados positivos a nivel de salud física, a nivel psíquico y social.

Es por eso que la falta de orientación e información de cómo realizar actividad física ya sea fuera de casa, en un parque, gimnasio o desde la comodidad del hogar puede hacerte caer en las practicas no saludables para reducir los niveles de estrés, como dietas absurdas sin consultar a un especialista, consumo de alcohol, y las practicas físicas sin supervisión de un profesional capacitado entre muchas más.

Mi recomendación como profesional en el área de salud física es buscar ayuda de las personas altamente capacitadas en el área salud física pueda brindar planes específicos, también no dejar de lado que toda actividad que necesite un esfuerzo físico puede contar como actividad física, y que en todo lugar podríamos ejercitarnos para poder tener un estilo de vida más activo y así poder combatir poco a poco con el estrés.




¿Cómo motivar a un niño o joven que no le gusta la actividad física?

¿Cómo motivar a un niño o joven que no le gusta la actividad física?

Los niños y jóvenes presentan diferencias en sus respectivas etapas de desarrollo, madurez y percepción de la realidad. En este sentido se presentan algunos consejos que faciliten la motivación hacia la práctica regular de actividad física en niños y jóvenes, con fundamentos teóricos acerca de la motivación.

Por

  • Julio Moisés Campos Alvarenga, Lic. En Ciencias de la Educación, especialidad Educación Física, Deporte y Recreación. Maestría en Actividad Física: Entrenamiento y Gestión Deportiva
  • Karen Marleny Vásquez Avalos, Licda. en Piscología. Máster en Educación y Aprendizaje

 

Entendiendo la motivación

La motivación es uno de los aspectos psicológicos que más se relaciona con el desarrollo humano, y como otros términos en el área de la psicología, se ha tratado de definir, como un intento de explicar las causas del comportamiento de las personas (Franco, 2019).

La motivación se caracteriza por la variabilidad, es decir, cambia de una persona a otra, y en una misma persona, puede cambiar según distintos momentos o situaciones; está en continuo movimiento de flujo, en estado de crecimiento o declive incesante.

Niños y deporte, una buena dupla | Familia | La Revista | EL UNIVERSO

En términos generales, la motivación es la fuerza o impulso que mueve a la persona a realizar ciertas acciones y persistir en su realización. Etimológicamente, el término motivación indica que es “lo que mueve” a una persona a comportarse como lo hace. Obviamente estos motivos cambian entre persona y persona, tanto en intensidad como en importancia.

Robbins (1999), concreta su definición como el deseo de hacer mucho esfuerzo por alcanzar las metas propuestas, condicionado por la necesidad de satisfacer alguna necesidad individual.

Stoner (1996), por su parte, señala que la motivación es una característica de la psicología humana, que incluyen factores que ocasionan, canalizan y sostienen la conducta humana, lo que hace que las personas funcionen.

Estos autores y muchos otros, han considerado la motivación como un concepto explicativo de la conducta, relacionada con la fuerza o energía que activa, dirige y mantiene el comportamiento humano (Guillén García, 2003).

Como se resaltaba anteriormente, la motivación de las personas por algo en concreto, en este caso la actividad física, no siempre es igual o se repite, ni sigue un patrón o mismo camino.

Por lo tanto, no es una variable que se puede observar directamente, sino que se infiere a través de la manifestación externa de ciertas conductas, por lo que no existe una sola teoría que pueda explicarla de manera global.

La motivación está influenciada por un conjunto de aspectos que se relacionan entre sí, y son propias al resultado final, que sería la conducta de la persona propiamente dicha.

 

Estos aspectos son:

Aspectos relacionados con la motivación.

Al igual que las áreas vitales de la persona, estos aspectos se complementan entre sí, por lo que al afectar una de ellas, las otras se verán afectadas también, en mayor o menor medida, según las características de la persona. En este artículo, vamos a profundizar sobre la desmotivación relacionada con la práctica de actividad física regular.

 

Motivación intrínseca y extrínseca

Las teorías sobre motivación intrínseca y extrínseca se basan por una parte en el componente más instintivo del hombre y por el otro lado en la fuerza del aprendizaje como motivador de la conducta del ser humano (De Dios González , 2018). Esta idea sirve para explicar y comprender la orientación de algunas conductas, orientación determinada y dirigida a través de pensamientos de la persona, no solo efectivos sino, desde el punto de vista psicológico, saludables.

Las conductas intrínsecamente motivadas son aquellas que la persona emite para sentirse realizado, mantener la salud y bienestar, divertirse, etc. Estos aspectos coinciden con lo que socialmente se definen como “sanos” (Sánchez Acosta, 2002).

Motivación intrínseca vs. extrínseca: cómo motivar a tus empleados

El mismo autor menciona que las personas con motivaciones extrínsecas están centradas u orientadas en las recompensas externas obtenidas por su conducta. Dichas recompensas pueden ser muy variadas, pueden ser ganar, obtener dinero, reconocimiento social, fama, etc.

En personas poco motivadas intrínsecamente, la participación en actividades deportivas puede verse impulsada por la motivación externa, o recompensas.

 

Motivando a quienes no están motivados

 

Los niños y jóvenes presentan diferencias en sus respectivas etapas de desarrollo, madurez y percepción de la realidad (Mansilla A, 2000). En la infancia los niños tienden a ser más auténticos y sinceros y expresarse de manera más libre; en la adolescencia el joven tiene mucho temor al rechazo, por lo cual, pueden ocultar bastante bien lo que le molesta o no le agrada.

Una característica común, es que tienen predisposición a disfrutar de la práctica de actividad física, sobre todo en juegos y actividades deportivas, pero su entorno familiar, social y escolar pueden influir en gran medida en esta motivación, para fortalecerla o disminuirla.

Cuáles son los Objetivos de la Educación Física? - Lifeder

Las clases de educación física y juegos realizados en los recreos suelen ser de las actividades que más disfrutan en el tiempo escolar. Sin embargo, la falta de motivación puede pasar desapercibida por maestros e incluso los padres de familia.

Uno de los mejores instrumentos con el que cuenta una persona para poder determinar si alguien está motivado o no, es la observación. Tanto en niños como en jóvenes la falta de motivación hacia la actividad física se evidenciará en el comportamiento observado, y en la conducta que presente en los diferentes contextos en los cuales se desenvuelve. Por ejemplo, si un niño no realiza los ejercicios en clase de educación física, o los realiza de manera pobre y displicente, son señales que no está motivado. Sin embargo, es importante determinar si esta falta de motivación es realmente hacia la práctica de cualquier tipo de actividad física, ya que también puede ser otro factor, como malas relaciones sociales con sus compañeros de clase, o alguna dificultad con los docentes. Para ello, podemos apoyarnos de los resultados que el estudiante obtiene en el desarrollo de los diferentes ejercicios de la clase, junto a una comunicación fluida y constante.

El niño podría presentar desanimo para comer, levantarse, ir al colegio, etc. De igual forma podría presentar llanto repentino, inexpresión emocional ante diferentes actividades, entre otras conductas.

El adolescente, al tener diversas responsabilidades en su día a día, puede comportarse de manera indiferente y apático al desarrollo de tareas y actividades encomendadas, podría estar irritable también o con un semblante un poco más triste.

Será necesario entonces, indagar y conocer su entorno familiar y personal, para poder determinar adecuadamente las causas que generan la falta de motivación, y en específico, hacia la práctica de actividad física.

 

Una vez identificada la falta de motivación

Se debe recordar nuevamente que no existen “recetas mágicas” para motivar a alguien, por el hecho que cada persona es diferente, las causas que generan dicha desmotivación son diferentes y los elementos que pueden ayudar a aumentarla también son diferentes, por lo que cada caso es diferente entre sí.

Hay que tener en cuenta algunos factores de los que dependerá cada caso para poder brindar una ayuda adecuada:

  • La edad del niño o del joven
  • El apoyo familiar con el que se cuente
  • Los recursos personales que cada uno posea
  • Voluntad de la persona involucrada y sus acompañantes
  • Las metas y objetivos que cada persona se establezca

 

Por otro lado, el establecimiento de objetivos y metas claras, precisas y realistas es lo que servirá de parámetro o guía para controlar el avance del proceso (Campos, 2019). Estas se consiguen mediante el esfuerzo personal de la persona involucrada, que puede automotivarse de varias maneras, una de ellas es valorando lo que puede obtener al conseguir la meta propuesta, como satisfacción personal y, por otro lado, recibir estímulos externos, como recompensas materiales o tangibles.

Vive tus Sueños: Estableciendo Metas

En el ámbito educativo, los docentes deben contribuir en brindar esos estímulos externos, promoviendo la convivencia y motivación hacia el juego y otras actividades durante los recreos, y en el caso de educación física, el maestro será el encargado de revisar y analizar su clase, pudiendo agregar metodologías lúdicas, actividades estructuradas para el nivel físico según las edades del grupo, variedad en cuanto a acciones y movimientos a realizar, etc. con el fin de hacer su clase más amena, motivando así a sus estudiantes a la práctica de actividad física regular.

Por otro lado, en la familia se deben estrechar vínculos de comunicación y confianza, utilizando el ejemplo como principal elemento motivador. Los padres pueden dedicar unos minutos a realizar actividad física con sus hijos, lo que puede servir para fortalecer las relaciones sociales, e indirectamente, la práctica saludable de ejercitarse regularmente. Para un niño o joven, el primer y mejor ejemplo que va a tomar en cuenta será el de sus padres.

 

Permanencia voluntaria

 

Uno de los principales elementos que contribuyen a que un niño o joven se mantenga en constante actividad física es la comprobación de resultados, sobre todo si éstos coinciden con las metas y objetivos que se han propuesto. Como se mencionó anteriormente, estas metas deben ser reales, alcanzables pero que signifiquen un reto, lo cual se traduce en satisfacción personal al alcanzarlas. Una vez alcanzada la meta prevista, se puede reajustar para mejorar los resultados o agregar nuevas metas y objetivos.

Sin embargo, una actividad que en principio motiva y se disfruta, puede terminar en abandono si la atención se centra solo en los resultados de esta, dejando a un lado el proceso. Obviamente, las recompensas externas siempre ayudan a mantenerse motivado, pero el uso excesivo de las mismas puede transformar una actividad placentera en un trabajo o incluso, una carga. Su uso, entonces, debe ser equilibrado, sin olvidar que los dos tipos de motivación deben coexistir y complementarse, pudiendo inclusive, hacer que prevalezca una u otra dependiendo de la situación, según sea necesario.

La mala utilización de recompensas externas es capaz de disminuir o incluso desaparecer la motivación intrínseca (Dosil & Caracuel, 2003). En este sentido, es necesario establecer dos funciones que debe cumplir la recompensa externa, por un lado, cuando al participante se le sale una actividad de su autocontrol (esto hará que la persona se motive a regresar a los límites que puede controlar) y por el otro lado la función informativa, que informa al participante que está haciendo las cosas bien, lo cual motivará a continuar por ese mismo camino.

 

Concluyendo, las formas para motivar a un niño o joven hacia la práctica de actividad física pueden variar de un extremo a otro, debido a las características personales de cada individuo, su entorno, nivel de apoyo, etc. Tanto el padre de familia como los maestros deben ser muy observadores en las conductas y desempeño técnico físico, brindar entornos de confianza y comunicación para el mejor abordaje posible, estableciendo metas claras, reales, alcanzables y que supongan un reto, pero, sobre todo, dando el ejemplo de buenos hábitos y prácticas saludables. ¡Disfruta la actividad física!

 

REFERENCIAS

 

  • Campos Alvarenga, J. M. (2019). Efecto de un programa de actividad física sobre la motivación hacia la práctica deportiva en adultos.
  • De Dios González , S. (2018). Diferencias entre la motivación intrínseca y extrínseca. La Mente es Maravillosa.
  • Dosil, J., & Caracuel, J. C. (2003). Psicología aplicada al deporte. Madrid: McGraw Hill.
  • Franco, F. S. (2019). La motivación es la clave para la mejorar. La Mente es Maravillosa.
  • Guillén García, F. (2003). Psicopedagogía de la actividad física y el deporte. Armenia: Kinesis.
  • Mansilla A, M. E. (2000). Etapas del desarrollo humano. Revista de Investigación en Psicología, 3(2).
  • Robbins, S. P. (1999). Comportamiento Organizacional. México: Pearson Educación.
  • Sánchez Acosta, M. (2002). La preparación psicológica del deportista. Armenia: Kinesis.
  • Stoner, J. (1996). Administración. México: Pearson Educación.

 

 




Estrategias de intervención de adherencia hacia la práctica de actividad física

Uno de los mayores fracasos del desarrollo de programas de actividad física es la poca adherencia a ellos (Dishman, 1994).

Dishman señalaba también que el 50% de las personas que se inscriben en un programa de actividad física, lo abandonan en los primeros 3 a 6 meses, por circunstancias del programa en sí, o por factores personales o ambientales.

Ms.AF.GD. Julio M. Campos Alvarenga
julio@svdeportes.net

Sean cuales sean los objetivos de los practicantes (de salud, diversión, relaciones sociales, mejoramiento de la condición física o competitivos), el profesional deportivo debe buscar que los practicantes se adhieran cada vez más al programa, lo que logrará que ellos cumplan sus propios objetivos. Si el programa no cumple las expectativas de los practicantes, es muy probable que termine en abandono del mismo.

Resultado de imagen para abandono de ejercici

Existen muchas barreras que pueden limitar al practicante para mantenerse adherido al programa de actividad física para la salud. El profesional encargado debe conocerlas muy bien y establecer estrategias para superarlas, evitando así la mayor deserción posible.

Algunas de las barreras más frecuentes que deben superarse para mejorar la adherencia en los programas de actividad físico deportiva para la salud son las siguientes (Navas & Soriano, 2016):

  • No tomar en cuenta los objetivos generales de salud
  • No cumplir los objetivos específicos, que son los que contribuyen a alcanzar el general
  • Actividades que sobrepasan las capacidades de los practicantes
  • Grupos sin características comunes
  • No tomar en cuenta las motivaciones de los involucrados
  • No observar cambios o mejoras en la salud
  • Malas evaluaciones en el programa, o en momentos inadecuados
  • No atender los síntomas de abandono prematuro

Por lo general, el abandono no es repentino, sino gradual. El practicante va mostrando una serie de síntomas de manera paulatina, y cuando se llega a un tope, se produce el abandono. Si el profesional no se da cuenta de esos síntomas, no podrá elaborar una estrategia adecuada para mantener y mejorar la adherencia en el programa.

Conociendo todo esto, el profesional del deporte debe elaborar programas de intervención para mantener la adherencia.

Primeramente, debe hacerse un análisis de la realidad, para identificar puntos débiles, que son los que hay que tratar de fortalecer. Para ello, se deben utilizar las fortalezas y oportunidades, es decir, todos los aspectos buenos o fuertes, sean internos o externos, para trabajarlos. Luego, se debe crear e implementar un sistema adecuado de evaluación del programa. Finalmente, utilizar técnicas específicas de adherencia a los programas de actividad física.

 

REFERENCIAS

Dishman, R. K. (1994). Advances in exercise adherence. Champaign: Human Kinetics Publishers.

Navas, L., & Soriano, J. (2016). Análisis de los motivos para practicar o no actividades físicas extracurriculares y su relación con el autoconcepto físico en estudiantes chilenos. Revista Iberoamericana de Psicología del ejercicio y el deporte, 11(1), 69-76.

 




Segundo Congreso de Educación Física, Deportes y Recreación Svdeportes

Segundo Congreso de Educación Física, Deportes y Recreación

Modalidad en Línea

Durante 8 días, una serie de profesionales internacionales, especialistas en distintas áreas afines a la actividad física, compartirán diversos temas, usando las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC).

El objetivo es crear un espacio de acercamiento científico a las áreas de educación física, los deportes y la recreación, mediante temas específicos impartidos por expertos especialistas en cada una de estas áreas.

Datos generales

  • Días: desde lunes 8 hasta lunes 15 de junio de 2020.
  • Se realizarán dos ponencias por día, la primera a las 4:00pm y la segunda a las 6:00pm
  • Especialistas nacionales e internacionales
  • Acceso gratuito
  • Dirigido a profesionales y estudiantes de educación física, deportes y recreación
  • Acceso por enlace Zoom y transmitidoen vivo en nuestra Fanpage de Facebook

 

 

LINK

https://us02web.zoom.us/j/88188396881

ID: 881 8839 6881

(Sin clave)

Facebook Live: www.facebook.com/svdeportes

YouTube Live: www.youtube.com/svdeportes 

Conoce a nuestros ponentes

DíaHoraNombrePaísTema
Lunes 8 de junio4:00 pmJulio CamposEl SalvadorEl profesional de la actividad física: ¿Negocio o vocación?
6:00 pmMauricio SosaEl SalvadorEl profesional del arbitraje
Martes 9 de junio4:00 pmLuis Armando SicánGuatemalaEl valor de jugar
6:00 pmPatrick SalmerónCosta RicaLa importancia de la Recreación en el Deporte
Miércoles 10 de junio4:00 pmEduardo A. GuillenEl SalvadorEstrategias de Formación Continua de Docentes MINED
6:00 pmLorenzo MarroquínEl SalvadorPrincipios del entrenamiento deportivo
Jueves 11 de junio4:00 pmJorge Ernesto López ZamoraEl SalvadorMovimiento Paralímpico
6:00 pmMarco David PalaciosGuatemalaJuego en el desarrollo motor
Viernes 12 de junio4:00 pmJorge Antonio MejíaEl SalvadorDesarrollo y masificación del Futsal en El Salvador
6:00 pmDavid BarahonaEl SalvadorImportancia de las capacidades perceptivo-motrices en la Educación Física Escolar
Sábado 13 de junio4:00 pmSandra TorrentoEl SalvadorPlanificación a largo plazo y sus beneficios en el entrenamiento deportivo
6:00 pmAlexis Cruz AlvarengaCosta RicaGerontomotricidad en el adulto mayor con deterioro cognitivo y demencias
Domingo 14 de junio4:00 pmAgustín OliveiraUruguay"Recreación: No me nombres en vano." Una mirada conceptual desde una perspectiva actual sorteando posibles controversias
6:00 pmRubén QuintanillaEl SalvadorConceptualización y fundamentos de la educación física
Lunes 15 de junio4:00 pmJorge Salas CabreraCosta RicaEfectos del ejercicio aeróbico sobre las funciones cognitivas
6:00 pmJulieth SalazarColombiaEl juego dramático, un espacio de recreación en procesos de hospitalización

https://forms.gle/xWaG1KC1dzbmnypv5




Motivación en la actividad física para la salud

Como ya se mencionó anteriormente, la motivación permite un nivel óptimo para realizar la actividad física para la salud de la mejor manera posible.

Además de este concepto, es necesario abordar brevemente otros conceptos psicológicos relacionados y complementarios a la motivación. Entre estos conceptos, resaltan la autoconfianza, es decir la confianza que se tenga en sí mismo con relación a la actividad que se va a hacer; la autoeficacia, que es la capacidad real de obtener resultados esperados; y las creencias personales, o la certeza que se puede alcanzar los objetivos planteados (Dosil & Caracuel, 2003).

Ms.AF.GD. Julio M. Campos Alvarenga
julio@svdeportes.net

 

La relación entre estos conceptos brinda a la persona un sistema de valores y significado a la actividad que realizan, lo que resalta la necesidad y la importancia de realizar actividad física para la salud, logrando una adherencia cada vez mayor.

Definiciones de motivación

La motivación es uno de los aspectos psicológicos que más se relaciona con el desarrollo humano, y como otros términos en el área de la psicología, se ha tratado de definir, como un intento de explicar las causas del comportamiento de las personas (Franco, 2019).

Resultado de imagen para motivacion

La motivación se caracteriza por la variabilidad, es decir, cambia de una persona a otra, y en una misma persona, puede cambiar según distintos momentos o situaciones; está en continuo movimiento de flujo, en estado de crecimiento o declive incesante.

En términos generales, la motivación es la fuerza o impulso que mueve a la persona a realizar ciertas acciones y persistir en su realización. Etimológicamente, el término motivación indica que es “lo que mueve” a una persona a comportarse como lo hace.

Sage (1977), define motivación como el conjunto de procesos implicados en la activación, dirección y persistencia de la conducta.

Por otro lado, Amstrong (1991) la plantea como mantener culturas y valores que conducen finalmente a un alto desempeño.

Robbins (1999), concreta su definición como el deseo de hacer mucho esfuerzo por alcanzar las metas propuestas, condicionado por la necesidad de satisfacer alguna necesidad individual.

Stoner (1996), por su parte señala que la motivación es una característica de la psicología humana, que incluyen factores que ocasionan, canalizan y sostienen la conducta humana, lo que hace que las personas funcionen.

Estos autores y muchos otros, han considerado la motivación como un concepto explicativo de la conducta, relacionada con la fuerza o energía que activa, dirige y mantiene el comportamiento humano (Guillén García, 2003).

Resultado de imagen para motivacion

Algunos autores, como Dosil y Caracuel (2003), agregan otros patrones de comportamiento, como la persistencia, motivación continuada y resultados, así, en relación a la variable de la motivación, se puede encontrar las siguientes dimensiones:

  • Dimensión direccional, que responde a por qué una persona se orienta hacia un tipo de actividad en concreto.
  • Dimensión intensidad: se relaciona con el esfuerzo en realizar las actividades.
  • Dimensión persistencia: la concentración en la realización de la tarea.
  • Dimensión motivación continuada: complementaria a la persistencia, busca dirigir hacia la continuidad de la realización de las actividades.
  • Dimensión resultado: las motivaciones resultantes de la observación de resultados de la actividad realizada.

Como se resaltaba anteriormente, la motivación de las personas por algo en concreto, en este caso la actividad física, no siempre es igual o se repite, ni sigue un patrón o mismo camino.

Por lo tanto, no es una variable que se puede observar directamente, sino que se infiere a través de la manifestación externa de ciertas conductas, por lo que no existe una sola teoría que pueda explicarla de manera global.

La motivación está influenciada por un conjunto de aspectos que se relacionan entre sí, y son propias al resultado final, que sería la conducta de la persona propiamente dicha.

Estos aspectos son:

Al igual que las áreas vitales de la persona, estos aspectos se complementan entre sí, por lo que al afectar una de ellas, las otras se verán afectadas también, en mayor o menor medida, según las características de la persona.

Los profesionales en actividad física para la salud, no solo planifican ejercicios, sino también se preocupan por la motivación de quienes participan en sus programas.

La motivación se divide en dos componentes: la intensidad de la conducta, que está relacionada con el esfuerzo que se está realizando para alcanzar una determinada meta propuesta, y el otro componente es la dirección de la misma.

 

REFERENCIAS

  • Armstrong, M. (1991). Gerencia de Recursos Humanos Integrado el personal y la empresa. Colombia: Editorial Legis.
  • Dosil, J., & Caracuel, J. C. (2003). Psicología aplicada al deporte. Madrid: McGraw Hill.
  • Franco, F. S. (2019). La motivación es la clave para la mejorar. La Mente es Maravillosa.
  • Guillén García, F. (2003). Psicopedagogía de la actividad física y el deporte. Armenia: Kinesis.
  • Robbins, S. P. (1999). Comportamiento Organizacional. México: Pearson Educación.
  • Sage, G. H. (1977). Introduction to motor behaviour: A neuropsychological approach. Reading: Addison-Wesley.
  • Stoner, J. (1996). Administración. México: Pearson Educación.



Curso «Exercise is Medicine» – Material Complementario

En el mes de diciembre de 2019, se impartió el curso Prescripción de Actividad Física – «Ejercicio es Medicina» (EIM por sus siglas en inglés) que recibieron estudiantes y profesionales en el área de la actividad física, salud y deporte.

El material complementario que se utilizó en dicho curso es compartido tanto para los que asistieron, como para los que están interesados en el área.

DESCARGA

La segunda parte del curso, se desarrollará en febrero del presente año, según los datos a continuación:

  • Día: 7 de febrero de 2020
  • De 7:30 am a 12:00 m
  • Lugar: Villa CARI.

NOTA: Se les dará diploma únicamente a quienes asistieron a la primera parte (diciembre). Sin embargo, los interesados en participar, pueden asistir aunque no hayan participado de la primera parte.




Tipos y teorías de la motivación, orientado a la actividad física

Existen distintos estilos o tipos de motivación, que la literatura científica busca explicar, analizar e investigar.

Las teorías de la motivación se agrupan en tres categorías: la base biológica, la importancia del aprendizaje y factores cognitivos (Papalia & Olds, 1988).

Ms.AF.GD. Julio M. Campos Alvarenga
julio@svdeportes.net

 

Otros autores presentan teorías y tipos de motivación como resultado de integrar, extender o modificar algunas. Debido a eso, se enlistan las siguientes teorías, según Ortín y Jara (2006):

  • Intrínseca y extrínseca
  • Básica y cotidiana
  • Directa e indirecta
  • Teoría de la motivación de logro
  • Teoría de la motivación autodeterminada
  • Teoría atribucional
  • Teoría sociocognitiva
  • Otras teorías

a) Motivación intrínseca y extrínseca

Las teorías sobre motivación intrínseca y extrínseca se basan por una parte en el componente más instintivo del hombre y por el otro lado en la fuerza del aprendizaje como motivador de la conducta del ser humano (De Dios González , 2018). Esta idea sirve para explicar y comprender la orientación de algunas conductas, orientación determinada y dirigida a través de pensamientos de la persona, no solo efectivos sino, desde el punto de vista psicológico, saludables.

Las conductas intrínsecamente motivadas son aquellas que la persona emite para sentirse realizado, mantener la salud y bienestar, divertirse, etc. Estos aspectos coinciden con lo que socialmente se definen como “sanos” (Sánchez Acosta, 2002).

Resultado de imagen para motivacion intrinseca y extrinseca

El mismo autor menciona que las personas con motivaciones extrínsecas, están centradas u orientadas en las recompensas externas obtenidas por su conducta. Dichas recompensas pueden ser muy variadas, pueden ser ganar, obtener dinero, reconocimiento social, fama, etc.

Una actividad que en principio motiva y se disfruta, puede terminar en abandono si la atención se centra solo en los resultados de la misma, dejando a un lado el proceso. Obviamente, las recompensas externas siempre ayudan a mantenerse motivado, pero el uso excesivo de las mismas, puede transformar una actividad placentera en un trabajo o incluso, una carga. Su uso, entonces, debe ser equilibrado, sin olvidar que los dos tipos de motivación deben coexistir y complementarse, pudiendo inclusive, hacer que prevalezca una u otra dependiendo de la situación, según sea necesario.

La mala utilización de recompensas externas es capaz de disminuir o incluso desaparecer la motivación intrínseca (Dosil & Caracuel, 2003). En este sentido, es necesario establecer dos funciones que debe cumplir la recompensa externa, por un lado, cuando al participante se le sale una actividad de su autocontrol (esto hará que la persona se motive a regresar a los límites que puede controlar) y por el otro lado la función informativa, que informa al participante que está haciendo las cosas bien, lo cual motivará a continuar por ese mismo camino.

La motivación intrínseca, es normalmente, la más útil para conseguir objetivos a largo plazo (Dosil & Caracuel, 2003). Se suele dividir según la función del aspecto interior a la que se orienta.

  • Motivación intrínseca de conocimiento: placer de aprender, indagar, explorar en alguna actividad.
  • Motivación intrínseca de ejecución: satisfacción al realizar o ejecutar acciones o movimientos.
  • Motivación intrínseca de experimentar sensaciones: placer al vivir sensaciones fuera de lo ordinario a través de una actividad determinada.

Por tanto, la motivación intrínseca busca explorar el entorno de la persona, el placer de una actividad y la experiencia en su realización.

Resultado de imagen para poca motivacion

En personas poco motivadas intrínsecamente, la participación en actividades deportivas puede verse impulsada por la motivación externa, o recompensas. Retomando nuevamente el equilibrio, si ambas motivaciones causan gratificación a la persona, resulta más fácil que se produzca la conducta deseada.

Dentro del plan de actividad física deportiva para la salud, la motivación intrínseca se puede potenciar, para ello hay que fomentar las actividades divertidas, variadas y entretenidas, recompensar cada logro, reflejando su valor real, resaltar la importancia del refuerzo por parte del entrenador o monitor, y usar diversas fuentes de retroalimentación en los progresos que se van consiguiendo.

 

b) Motivación básica y motivación cotidiana

La motivación básica se refiere a la base que lleva a una persona a realizar una actividad (Sánchez Acosta, 2002). En el caso de la actividad física, la base es buscar ser una persona competitiva o con buen rendimiento.

La motivación cotidiana, por otro lado, hace referencia al interés concreto por una actividad y la complacencia que produce cada día. Este tipo de motivación suele verse afectado por estímulos ambientales (Sánchez Acosta, 2002).

Al igual que los otros tipos de motivación, estas se complementan y se interrelacionan entre sí. El profesional en actividad física para la salud, debe lograr no solo conocerlas, sino aprovecharlas para hacer que las personas, en las sesiones muy duras o menos divertidas, se sigan sintiendo comprometidas y motivadas a realizarlas.

Resultado de imagen para poca motivacion para ejercicio

En ese sentido, una alta motivación cotidiana, puede ayudar a las personas que no se sienten atraídos hacia la actividad física en momentos particulares, ya que la recompensa inmediata y la diversión de la actividad mantienen a las personas con la incertidumbre e intención de realizarla nuevamente.

Obviamente, las motivaciones básicas y cotidianas de un grupo de gente, va a variar con certeza. Unos serán movidos por motivos de salud, otros por diversión y otros, buscando relaciones sociales, pero todos tendrán en común la práctica de la actividad física. En entrenador o monitor, que aparentemente tiene un grupo homogéneo, debe conocer de forma general, las diferentes motivaciones que los integrantes del grupo tienen para participar de él, y explotarlas para mantener y fortalecer la adherencia.

Los factores que pueden determinar la motivación básica, tomado de Buceta (1998), son:

  • Necesidades personales que deben satisfacerse
  • Retos atractivos y desafiantes, capaces de ser alcanzados
  • Logros que conlleven a consecuencias interesantes para la persona
  • Disposición a pagar un costo
  • Ausencia de otras opciones o alternativas
  • Alta implicación personal en una actividad.

 

Por su parte, también enlista los factores que influyen en la motivación cotidiana:

  • Motivación básica elevada
  • Interés del contenido de la actividad diaria
  • Planteamiento de retos cercanos
  • Variedad en las tareas
  • Componente de diversión
  • Refuerzo de relaciones sociales
  • Percepción de progreso personal
  • Satisfacción personal

 

c) Motivación directa e indirecta

Esta teoría plantea que se puede elegir utilizar métodos directos o indirectos, o ambos, para motivar al deportista o personas que realizan actividad física en general (Sánchez Acosta, 2002).

Los métodos directos son la sumisión, identificación e interiorización. La sumisión se trata del uso de recompensas y castigos extrínsecos (Torres & Rivera, 1996). La identificación trata sobre basar la motivación en la relación entre el entrenador o monitor y las personas que realizan las actividades. Por último, la interiorización busca motivar apelando a las propias creencias y valores de los deportistas y participantes, sin administrar recompensas de ningún tipo.

Resultado de imagen para medallas

Por otro lado, los métodos indirectos, cambian algún aspecto o situación del ambiente físico o psicológico para intensificar la motivación (Torres & Rivera, 1996). Por ejemplo, realizar las rutinas de ejercicios en otro lugar que dificulte su ejecución, planteada como retos a vencer. Otro ejemplo puede ser dar más control a los practicantes de las diversas situaciones que ellos deben vivir.

 

d) Teoría de la motivación de logro

La teoría de motivación de logro, fue llevada al ámbito deportivo por Atkinson y McClelland, en 1964 y 1961 respectivamente, y hace referencia a los esfuerzos de las personas por dominar una tarea, destacar, superar barreras, tener un rendimiento mayor que los demás y sentirse orgulloso por eso.

Esta teoría trata de analizar a qué causas atribuye una persona sus éxitos o fracasos. La alta motivación de logro y relacionada con las aptitudes puede ser un excelente predictor del rendimiento deportivo. Los deportistas que tienen alta motivación de logro, a diferencia de los motivados por el miedo al fracaso, suelen establecer niveles más altos de aspiración, tienden a persistir en la tarea a pesar de fracasar en repetidas ocasiones y se esfuerzan por más tiempo antes de renunciar.

Resultado de imagen para recompensas en ejercicio

En general, la satisfacción por la tarea viene dado por éxitos previos, por la dificultad de la tarea y obtener éxito después de un fracaso inicial, entre otros factores.

En entornos de logros, como el deporte, las personas actúan movidas por los factores estables de personalidad (personales) y por factores situacionales.

Los factores personales siguen la tendencia a conseguir el éxito y evitar el fracaso, mientras los factores situacionales, están relacionados con la probabilidad de conseguir el éxito y el valor que pueda tener posibles incentivos al éxito (Celis Maya, s.f.).

Este término “éxito”, se puede ver como una manera de aprender o incrementar la propia competencia. A esto se le conoce como metas de aprendizaje. Otras personas pueden ver el éxito como una forma de no quedar mal ante otras personas y no fracasar. Esto es considerado como metas de ejecución. Generalmente, las personas que realizan deporte o actividad física para la salud, suelen establecerse metas de los dos tipos, lo cual es normal y hasta saludable.

Según Palermo (2004), las metas relacionadas con el aprendizaje favorecen el procesamiento de la información a un nivel más profundo y estratégico, lo que promueve un incremento de logro en las personas. Por otro lado, las metas relacionadas con la actuación o resultado, reducen la calidad y la profundidad del procesamiento de la información, y suele generar un menor logro en la persona.

Desde la perspectiva de Guillén García, en 2003, la motivación de logro encierra otros aspectos, tomando en cuenta lo que se desea obtener:

  • El autoéxito, o autocompetitividad, cumplimiento de retos propuestos.
  • El éxito social, aprobación, aprecio, reconocimiento, fama.
  • Ganancias tangibles, como premios, regalos, patrocinios, etc.

 

e) Teoría de la motivación autodeterminada

González Cutre y Moreno Murcia (2006) engloban diferentes subteorías en la Teoría de la motivación autodeterminada. Básicamente propone varios tipos de motivación a lo largo de un tiempo determinado, en función del nivel de autodeterminación de cada uno. Esta teoría incluiría la desmotivación, motivación extrínseca y motivación intrínseca.

Resultado de imagen para satisfaccion al hacer ejercicio

Según Moreno y González Cutre (2006), la teoría de la autodeterminación es una teoría general de la personalidad que considera la existencia de tres necesidades psicológicas primarias y universales, que van a influir en la motivación y el bienestar de las personas: competencia, autonomía y relación con los demás.

Diversas investigaciones han mostrado que la satisfacción de estas tres necesidades, lleva a aumentar la autodeterminación, caracterizadas por tener diversión en las actividades, lo que genera satisfacción. Esto da un valor más importante a las actividades y da lugar a consecuencias más positivas.

 

f) Teoría atribucional

La teoría atribucional ha sido muy estudiada para intentar explicar la conducta de las personas, teniendo en cuenta tanto las expectativas como los razonamientos que los seres humanos hacen de los sucesos diarios.

Las personas, por naturaleza, siempre buscan explicar, analizar, interpretar y saber todo lo que hacen. Se hacen preguntas sobre eso, y las respuestas pueden influir en acciones futuras.

Resultado de imagen para por que hacer ejercicio

Esta teoría consta, por tanto, de todas las preguntas que se hacen sobre la actividad física, las razones que se le atribuyen a un hecho. Realiza un enfoque cognitivo de la motivación, analizando que las atribuciones que una persona realiza, tienen una estrecha relación con las emociones.

Esta teoría fue desarrollada por F. Heider en 1958, y analiza el modo en que las personas interpretan su conducta y la de los demás que se encuentren en su entorno (Sánchez Acosta, 2002).

Relacionado con las atribuciones, es necesario aclarar la definición de “locus de control”, un término muy importante para tener una visión completa de esta teoría. Se define como la creencia generalizada en la cual los refuerzos que siguen a una acción están directamente relacionados con la conducta del sujeto, o están predeterminadas y fuera del alcance de la persona, como el azar u otras personas (Ortín & Jara, 2006).

Esto implica que algunas atribuciones, como el poder bajar de peso, depende de la dieta y ejercicios realizados por una persona, y otras tantas, como la altura del sujeto, son factores que no están bajo el control de la misma persona.

Las atribuciones pueden ser internas o externas. En situaciones de éxito, una atribución interna puede producir en una persona sentimientos de orgullo, satisfacción y aumentar su autoestima. En una situación de fracaso, todo esto se reducirá. Si las atribuciones son externas, la consecución del éxito no llevará a ningún sentimiento hacia sí mismo, puesto que se considera que las causas del suceso, sean positivas o negativas, no dependen de la persona.

 

g) Teoría sociocognitiva

La teoría Socio-Cognitiva fue creada por Albert Bandura. En sus inicios se llamaba aprendizaje social o aprendizaje por observación. Tuvo una marcada influencia del conductismo y aunque se han incorporado cada vez más ideas del cognitivismo, mantiene los principios generales de sus inicios (Conocer el aprendizaje, 2016).

La orientación cognitiva de esta teoría defiende el carácter propositivo de la conducta humana, tomando en cuenta las expectativas que están entre la persona y su conducta, o en entre su conducta y los resultados. A esto se le conoce como expectativas de eficacia y expectativas de resultados, respectivamente.

Resultado de imagen para por que hacer ejercicio

Al igual que muchas teorías de la motivación, al no poder explicarla como un fenómeno global, se basa en factores personales afectivos, cognitivos, de personalidad y/o sociales.

La teoría cognitiva social, asigna un papel central a los procesos interpretativos de la persona, considerando que distintas creencias implícitas de habilidad van a orientar al sujeto a diferentes metas de logro, desarrollando entonces diferentes patrones de motivación.

 

h) Otras teorías

La teoría de Maslow

Es una teoría psicológica sobre la motivación humana, desarrollada por Abraham Maslow en 1943. Esta teoría propone que para que una persona esté motivada, debe tener resueltas o satisfechas ciertas necesidades. Para ello propone la pirámide de Maslow, donde se indican las necesidades más importantes como base hasta las de autorealización (García Allen, 2017).

Según la teoría, las necesidades no satisfechas, influyen en el comportamiento de las personas, y afectan, en mayor o menor medida, los niveles que siguen.


Matriz de necesidades de Max y Neef

Estos autores, en 1998, plantean que las necesidades básicas de las personas no cambian en relación a las distintas culturas o países, sino más bien, el medio para buscar satisfacerlas es lo que varían.


Teoría de la autoeficacia

Elaborada en 1977 por A. Bandera, estudia como las personas juzgan sus propias capacidades y como sus autopercepciones de eficacia se relacionan con su motivación y, por ende, con su conducta.


Teoría de los motivos de participación y abandono

Los autores T. Orlick en 1978, D. Gould en 1988 y A. Escarbi en 1993, se orientaron en esta dirección, y se referían a los motivos de participación en la actividad física y deportiva. Entre las razones más comunes encontradas por los autores, se encuentran:

  • Estar en forma deportiva
  • La competencia como meta para el desarrollo de conocimientos y destrezas
  • Formar parte de un grupo en particular
  • Fomentar y crear nuevas relaciones sociales
  • Tener éxito y disfrutar de la participación

Por otra parte, se enlistan las principales causas de abandono:

  • Falta de tiempo de los participantes
  • Entrenamientos orientados a resultados deportivos
  • Entrenamientos muy difíciles y monótonos

 

REFERENCIAS

  • Buceta, J. M. (1998). Apuntes del Master en Psicología de la Actividad Física y el Deporte. Madrid.
  • Celis Maya, J. S. (s.f.). La Motivación Y El Éxito Personal. Obtenido de Desarrollo Personal: www.sebascelis.com
  • Conocer el aprendizaje. (11 de Agosto de 2016). Concepto de la teoría Socio-Cognitiva. Principios fundamentales. Obtenido de Psicología del aprendizaje: https://conocerelaprendizaje.wordpress.com
  • De Dios González , S. (2018). Diferencias entre la motivación intrínseca y extrínseca. La Mente es Maravillosa.
  • Dosil, J., & Caracuel, J. C. (2003). Psicología aplicada al deporte. Madrid: McGraw Hill.
  • García Allen, J. (2017). Pirámide de Maslow: la jerarquía de las necesidades humanas. Obtenido de Psicología y Mente: https://psicologiaymente.com/
  • González Cutre, D., & Moreno Murcia, J. A. (2012). Análisis de la motivación autodeterminada en jóvenes deportistas a través del clima motivacional percibido en los iguales y las orientaciones de meta. Obtenido de Universidad Europea Miguel de Cervantes : https://www.um.es/univefd/motiad.pdf
  • Guillén García, F. (2003). Psicopedagogía de la actividad física y el deporte. Armenia: Kinesis.
  • Ortín, F., & Jara, P. (2006). Estrategias para la motivación y el trabajo orientados a objetivos. Murcia: Psicología y deporte.
  • Palermo, F. (2004). La teoría motivacional del logro de metas. Valencia: Fundación Universidad- Empresa de Valencia.
  • Papalia, D. E., & Olds, S. W. (1988). Psicología. México: Mc Graw Hill.
  • Sánchez Acosta, M. (2002). La preparación psicológica del deportista. Armenia: Kinesis.
  • Torres, J., & Rivera, E. (1996). Fundamentos de la Educación Física: Consideraciones Didácticas. Granada: Rosillo.



Comprensión de por qué se hace actividad física

Todas las personas tienen diferentes motivaciones para realizar actividad física, unos por salud, otros por aspectos sociales, o quitarse el estrés de la vida cotidiana. Todas estas razones pueden ser muy concretas o específicas de cada persona, y puede que varíen entre distintos grupos de población.

Ms.AF.GD. Julio M. Campos Alvarenga
julio@svdeportes.net

 

Para usar un programa de actividad física como estrategia de mejora y mantenimiento de la salud, es necesario analizar y conocer por qué se hace la actividad física (Pernía, 2015).

Desde este punto de vista, los distintos profesionales del deporte, como entrenadores, nutricionistas, preparadores físicos, psicólogos deportivos, entre otros, deben procurar el máximo conocimientos de sus áreas, para poder desarrollar los puntos positivos, y mejorar los aspectos negativos de las personas que desarrollarán los planes de actividad física. Para esto deben conocer claramente los motivos que tienen los practicantes para desarrollar el programa. Esto ayudará a orientar los esfuerzos para dar respuesta a los diferentes factores de cada persona, mediante programaciones y planificaciones acordes a los objetivos de cada persona, con una perspectiva de la salud.

Resultado de imagen para motivacion ejercicio

Las diferentes disciplinas deportivas relacionadas con la actividad física y salud, nutrición, fisioterapia, psicología, medicina y entrenamiento físico/táctico, deben ser interrelacionadas y complementadas entre sí en el plan de entrenamiento (Devís Devís, Valenciano Valcárcel, Villamón, & Pérez Samaniego, 2010). Los practicantes pueden tener motivaciones de alguna de estas áreas en específico, por lo que el profesional deportivo debe conocerlo para programar las actividades orientadas a los objetivos.

Independientemente de las disciplinas en los que radiquen los motivos del practicante, el plan de actividad física debe estar centrada en tres áreas básicas (Moreno Murcia, y otros, 2014):

  • Área personal: Involucra emociones, sentimientos y pensamientos, valores, conflictos, deseos, compromiso e ilusiones que tiene la persona de vivir su vida, y eso incluye la práctica de actividad física.
    Son todos aspectos relacionados con el propio individuo. Es el área más grande, ya que siempre se realizará un plan de actividad física para la mejora personal, obteniendo así sus beneficios.Resultado de imagen para motivacion personal ejercicio

    Los componentes relacionados con la propia personalidad del individuo que hace la actividad física y deporte, suelen ser los que explican los comportamientos asociados con esa práctica, tanto desde la perspectiva de la motivación hacia la misma, o la pérdida de la ilusión por practicarla, lo que puede llevar a la adherencia o al abandono, respectivamente.

  • Área familiar: En esta área se abarcan todas las relaciones con los miembros de la familia de la persona que realiza la actividad física. Este aspecto es importante, ya que todo apoyo de las personas cercanas es significativo para que el practicante pueda mantenerse adherido al programa y realice la actividad física. Este factor puede ser tomado en cuenta para involucrar activamente a los otros miembros de la familia, pero considerando que las motivaciones de un joven y las de un adulto, pueden ser muy diferentes, aunque pertenezcan al mismo núcleo familiar.

Resultado de imagen para ejercicio en familia

  • Área social: Involucra las relaciones con las demás personas, excluyendo a la familia. Las personas más frecuentemente relacionadas son las del ámbito laboral, y los amigos o vecinos. Al igual que el área familiar, lo importante es que la persona se sienta apoyada. Estas relaciones, complementadas con las personales y familiares, provocan adherencia o incidencia de abandono en la práctica de actividad física para la salud.

Resultado de imagen para ejercicio con amigos

Estas tres áreas son íntimamente relacionadas entre sí, por ser parte de la persona y no se pueden separar. Lo que afecte a una de las áreas, inevitablemente va a afectar las otras. Por el contrario, si una de las áreas se fortalece, beneficia a las demás en su desarrollo.

También se puede ver la relación entre estas áreas como un ciclo, ya que el área personal transmite diversas situaciones al área familiar, y la familiar al área social, lo que al final, alimenta nuevamente el área personal, por la misma naturaleza del ser humano de relacionarse con otras personas, para sentirse bien individualmente. Esta relación se puede ver en la figura presentada a continuación.

REFERENCIAS

  • Devís Devís, J., Valenciano Valcárcel, J., Villamón, M., & Pérez Samaniego, V. (2010). Disciplinas y temas de estudio en las ciencias de la actividad física y el deporte. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, 10(37), 150-166. Obtenido de Http://cdeporte.rediris.es/revista/revista37/artdisciplinas147.htm
  • Moreno-Murcia, J. A., Sicilia, A., Sáenz-López, P., González-Cutre, D., Almagro, B. J., & Conde, C. (2014). Análisis motivacional comparativo en tres contextos de actividad física. (U. A. Madrid, & C. V. Deporte, Edits.) Revista internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física del Deporte, 14(56), 665-668.
  • Pernía, J. A. (2015). Actividad física, estilos de vida y adherencia de la práctica de actividad física de la población adulta de Sevilla. Sevilla.

 




Motivación hacia la práctica de actividad física

En esta serie de artículos, estaremos hablando sobre la motivación relacionada con la práctica de actividad física para la salud.

Ms.AF.GD. Julio M. Campos Alvarenga
julio@svdeportes.net

 

La motivación es uno de los factores que más pueden determinar en la evolución y desarrollo deportivo de una persona (Andreas & Andreas, 1991). De ella, se destacan algunos aspectos importantes:

  • Las razones por las que una persona realiza actividad física.
  • Si la motivación viene de una influencia ajena a la persona (extrínseca) o se genera desde el interior de la misma (intrínseca).
  • El establecimiento de objetivos.

Resultado de imagen para motivacion ejercicio

Mediante la evaluación y control de la aptitud física, la persona que realiza el plan, puede saber si va mejorando. La mayoría de personas tienen curiosidad por conocer su capacidad física, para compararse con otras personas de su misma edad, género y condiciones. Esto puede motivarlos a continuar trabajando para alcanzar los objetivos del plan de actividad física.

REFERENCIAS

  • Andreas, S., & Andreas, C. (1991). Cambia tu mente para cambiar tu vida… y conserva el cambio. México: Gaia Ediciones.



Prescripción de la actividad física: Componentes del programa de actividad física

Un programa de actividad física-deportiva orientado a la salud, bien estructurado, es una herramienta poderosa para mejorar la calidad de vida de personas y poblaciones en específico (Fundación Eroski, s.f.). Para ello, se deben cumplir los objetivos, mediante una planificación técnica muy estructurada y que sea integral.

Ms.AF.GD. Julio M. Campos Alvarenga
julio@svdeportes.net

 

Además de prescribir o “recetar” actividad física, teniendo en cuenta el tipo de ejercicio, la intensidad, frecuencia y el tiempo de realización, se deben valorar otros aspectos para que sea efectivo. Dicho de otro modo, el programa de actividad física debe personalizarse según las características propias y específicas de la persona o grupo de personas que lo van a desarrollar.

Lo primero a tomar en consideración son las necesidades, objetivos y recursos. Esto podrá establecer bases sólidas que garanticen el éxito del mismo (Porta, 1988).

Las necesidades que dan lugar al programa, o los motivos que generen que se desarrolle, deben estar claramente definidas. Los objetivos es precisar que se quiere alcanzar con la ejecución del programa y los recursos con los que se cuenta para poder realizarlo.

Entre las demandas que generan la necesidad de un programa sistemático de actividad física, se puede destacar el contexto social de la población a ejercitarse, que motivaciones tienen para realizarlo, cuanto tiempo se tiene para desarrollar el programa, que recursos se cuentan, el interés y dedicación de los involucrados, etc.

Resultado de imagen para ejercicio fisico en familia

Una vez definido el contexto en el que se va a desarrollar el programa de actividad física para la salud, se deben establecer los objetivos concretos, claros, alcanzables y reales del programa.

En ese sentido, deben cumplir con las expectativas planteadas por quienes van a implementar el programa. Esto evitará el abandono del programa, ya que ellos buscan suplir una necesidad, y el programa debe estar orientado a eso. Los objetivos deben estar consensuados con los practicantes del programa, para comprobar que realmente los objetivos busquen cumplir las expectativas planteadas (Buceta, 1998).

Resultado de imagen para objetivos ejercicio fisico

Del mismo modo, deben estar ajustados al potencial y capacidades de los practicantes, es decir, que quienes van a ejecutar el programa realmente puedan cumplir los objetivos previstos.

Los objetivos deben estar redactados de manera operativa, es decir, que se puedan evaluar de forma clara y sencilla (Sierra Bravo, 1992).

Para todo esto, se deben tomar en cuenta el acceso y uso de los diferentes recursos, tanto materiales, de infraestructura, sociales, económicos y de tiempo. La idea principal es el uso adecuada y óptima de todos los recursos disponibles, obteniendo así la mayor eficacia y eficiencia en el cumplimiento del programa y sus objetivos.

Por otro lado, el programa, una vez definido su contexto y las condiciones en que se desarrollarán los objetivos, debe contener una serie de elementos o módulos esenciales, que conforman las partes del mismo. Estos módulos variarán según las condiciones particulares del programa.

En la siguiente tabla, se pueden resumir los módulos esenciales del programa de actividad física para la salud (Torres & Rivera, 1996).

Módulo Características
Entrenamiento específico En este módulo se establece un entrenamiento que promueva el aprendizaje de los gestos técnicos que se harán en el programa, para asegurar una eficiencia en la ejecución de los movimientos, además de evitar lesiones por malas técnicas.
Calentamientos concretos Se deben diseñar ejercicios de calentamiento que involucre los músculos relacionados con las actividades que se realizarán, para la preparación de los mismos.

Además, deben ser lo suficientemente atractivos para los participantes para que sean gratificantes en su realización.

Actividades físicas y deportivas Son la esencia del programa, con las que se busca cumplir o alcanzar los objetivos. Deben ser divertidas y agradables, tienen que provocar mejoras físicas en el participante, estar coordinadas entre sí, ser de fácil evaluación y colaborar en la culminación de objetivos.
Evaluación Se deben establecer los mecanismos de control y valoración de resultados, lo cual servirá para adecuar el plan si es necesario y para determinar si se cumplen los objetivos propuestos. En este módulo se establece también cada cuanto tiempo se valorarán los resultados.

La evaluación debe considerar no solo el cumplimiento de resultados, sino también aspectos sociales y psicológicas, variables físicas y el desarrollo general del programa.

Desarrollo de aspectos sociales y psicológicos Elementos de mejora de autoestima, incremento del grado de satisfacción y diversión, autocontrol emocional, establecimiento de nuevos contactos, mejora de relaciones sociales, fortalecimiento de interacciones con otras personas, mejora del apoyo familiar y social.

REFERENCIAS

  • Buceta, J. M. (1998). Apuntes del Master en Psicología de la Actividad Física y el Deporte. Madrid.
  • Fundación Eroski. (s.f.). Programas de Ejercicio Físico. Obtenido de Guía Práctica Consumer: https://saludydeporte.consumer.es
  • Porta, J. y. (1988). Programas y Contenidos de la Educación Física y Deportiva. Barcelona: Editorial Paidotribo
  • Sierra Bravo, R. (1992). Técnicas de investigación social. Madrid: Paraninfo.
  • Torres, J., & Rivera, E. (1996). Fundamentos de la Educación Física: Consideraciones Didácticas. Granada: Rosillo.



Prescripción de la actividad física: Flexibilidad

La finalidad de los ejercicios de flexibilidad es conservar o recuperar la función inicial de las articulaciones o los músculos. Aun sabiendo su utilidad, la flexibilidad es, seguramente, la capacidad física menos trabajada por las personas que buscan la buena salud y calidad de vida mediante la práctica de la actividad física.

Ms.AF.GD. Julio M. Campos Alvarenga
julio@svdeportes.net

 

La flexibilidad se basa en el tensionamiento de los límites de los músculos que posibilitan el movimiento articular. Para ello, se usan movimientos pasivos y activos (Peral García, 2009).

Existen distintas técnicas de desarrollo de la flexibilidad, mostradas en el siguiente resumen.

Técnicas dinámicas o tradicionales Son movimientos rítmicos, que buscan conseguir grandes amplitudes articulares de manera repetida y sin detención de la trayectoria. Se usan rebotes o insistencias, lanzamientos o balanceos, y presiones o tracciones.
Técnicas estáticas o modernas (stretching) Son movimientos lentos y controlados, que llevan al músculo hasta el punto de máxima amplitud. Consta de estiramientos estáticos, facilitación neuromuscular propioceptiva (FNP).
Técnicas de palpación sistemática Consiste en un sistema de estimulación kinestésica para evaluar la tensión muscular y focalización de la atención de la persona quien lo realiza.

 

REFERENCIAS

  • Peral García, C. (2009). Fundamentos teóricos de las capacidades físicas. Madrid: Vision Libros.



Prescripción de la actividad física: Velocidad

Siendo la capacidad física que nos permite llevar a cabo acciones motrices en el menor tiempo posible, es una de las más importantes y más trabajadas. La velocidad, para su desarrollo, depende de factores musculares, nerviosos, genéticos, y la temperatura del músculo.

Ms.AF.GD. Julio M. Campos Alvarenga
julio@svdeportes.net

Teniendo en cuenta esto, existen algunos factores relacionados con la velocidad que no pueden ser entrenados, porque no son modificables. Entre esos factores tenemos:

  • Mecanismos perceptivos, como la agudeza visual y umbral de audición, que son prácticamente determinados biológicamente.
  • Velocidad de conducción del estímulo nervioso, también dependiente de aspectos biológicos.
  • Proceso de regulación y control neuromuscular de naturaleza central.
  • Medidas antropométricas: por lo general, las personas que son más bajos suelen moverse más rápido.

Especificando las distintas manifestaciones de velocidad, se pueden detallar las formas de entrenamiento de las mismas:

Velocidad de reacción Destacan el método de repeticiones, ideal para deportistas no experimentados o personas que inician su plan de ejercicios; el método parcial o analítico variado, que consiste en facilitar los movimientos para aumentar la velocidad de algunas porciones de los mismos; y el método sensorial, cuando la persona busca reaccionar gracias a estímulos percibidos en su entorno. Se pueden utilizar también otros métodos alternativos, como juegos de persecución, relevos, etc.
Capacidad de aceleración Muy relacionada con la fuerza explosiva, la capacidad de aceleración permite pasar de velocidad nula o baja, a la máxima velocidad en el menor tiempo posible. Se pueden utilizar trabajos con sobrecargas ligeras, con ejecución rápida, multisaltos y trabajos resistidos.
Velocidad máxima Se trabaja la frecuencia y amplitud de todos los movimientos relacionados con el ejercicio trabajado. Se pueden emplear ejercicios con elásticos, carreras cuesta abajo, trabajo aligerando contacto, entre otros.
Resistencia a la velocidad Consiste en soportar la máxima velocidad durante el mayor tiempo posible. Se mejora con repeticiones intensas con intervalos cortos y medianos de trabajo.