Cinteantropometría: Proporcionalidad

Definición y antecedentes

Proporcionalidad es la relación de las partes del cuerpo con el resto del cuerpo o entre ellas. Durante los últimos años, se ha utilizado una referencia humana asexuada, o Phantom, como modelo metafórico para evaluar la proporcionalidad humana, en especial la de los deportistas de élite. Conceptual y teóricamente, este enfoque tiene numerosos precedentes. Uno de los más famosos fue un dispositivo utilizado por León Battista Alberti (1404-1472). Trazando una línea recta desde un transportador circular que el sujeto llevaba como un birrete, él podía hacer proyecciones horizontales. Conociendo el ángulo, la altura de la proyección y la distancia desde la línea recta, disponía de un sistema completo de evaluación.

Resultado de imagen para proporcionalidad cuerpo humano

El uso de un modelo o ser humano de referencia no es nuevo. Los modelos normativos del cuerpo basados en proporciones “ideales” supuestas, han sido propuestos desde la Edad Antigua Clásica. Están incluidos en los estudios de Anatomía llevados a cabo en el Renacimiento, como se puede observar en el conocido Hombre de Vitruvio de Leonardo da Vinci. Se utilizó la congruencia con el ideal normativo para cuantificar la belleza humana. Desde el siglo XX, grandes estudios de población comenzaron a presentar modelos descritos del ser humano típico. Quizás los más conocidos son el hombre de referencia y la mujer de referencia de Behnke.

A lo largo del tiempo se fueron sucediendo modelos conceptuales y teóricos, entre los que se pueden mencionar el dispositivo de León Battista Alberti (1404­ – 1472), el hombre y la mujer de referencia de Behnke (1974) y el estratagema Phantom de Ross y Wilson (1974) que posteriormente fue revisado por Ross y Ward (1982). Estos trabajos fueron creados con un fin particular y ofrecen datos de referencia únicos con los cuales se puede comparar cualquier ser humano.

La Proporcionalidad siempre ha sido la hermana pobre de la antropometría, debido a su poca aplicabilidad al deportista. Esta falta de aplicabilidad se debe a que sus datos se alejan bastante del ideal del deportista. El método del Phantom se ha visto superado por un nuevo enfoque antropométrico basado en la estadística bayesiana.

Resultado de imagen para proporcionalidad antropometria

Este modelo se ha denominado Método Combinado y permite afinar la proporcionalidad antropométrica. Consiguiendo que esta resulte realmente útil en las valoraciones deportivas. Al comparar a un deportista con una muestra de deportistas que se consideran de referencia, pero este método además permite comparar a un deportista con la media de su equipo, o consigo mismo en distintos momentos de su vida deportiva. Representando el impulso definitivo que la proporcionalidad necesitaba para situarse a la misma altura que el somatotipo o la composición corporal antropométrica.

La proporcionalidad humana es un concepto de sumo interés para el conocimiento biológico del ser humano. Para este fin es primordial la realización de estudios sobre deportistas, debido a que del análisis de sus proporciones, depende en gran parte su capacidad deportiva y por tanto su rendimiento deportivo. Por tanto, la proporcionalidad corporal es una faceta de gran importancia en el conocimiento de la constitución del ser humano.

Pero por desgracia este parámetro no engloba es sí mismo el concepto de proporcionalidad en su totalidad. Actualmente, los distintos autores, aún no han podido construir un prototipo de proporcionalidad que contenga todas las características necesarias para completar el estudio de la proporción humana.

Resultado de imagen para proporcionalidad antropometrica

Debido a que el mayor inconveniente y a la vez la mayor virtud del ser humano es la inmensa variabilidad interpersonal, que se haya intrínsecamente fusionada a las características definitorias de la raza humana. Esta variabilidad se encuentra asociada tanto al sexo como a los estados de crecimiento o a las diferencias raciales. A consecuencia de estas diferencias, la comparación utilizando las medidas directas, puede ser insuficiente, debido a que en muchas ocasiones estas medidas dependen, finalmente de la talla del sujeto, debiendo utilizar otros métodos para estudiar la proporcionalidad.

Clásicamente, la proporcionalidad se ha estudiado usando el análisis de los índices corporales. Estos índices se han venido utilizando en otras ciencias como la Antropología desde el siglo pasado. El problema de estos índices, (que llevo inevitablemente al desarrollo del Phantom) fue la inexactitud de la mayoría de estos parámetros. Por lo cual, paulatinamente van desapareciendo de los estudios antropométricos actuales.

 

El Modelo Phantom

El Modelo Phantom fue creado en 1974 por Ross y Wilson, y posteriormente fue revisado por Ross y Ward, en 1982. Estos fueron creados con la finalidad particular de ofrecer datos únicos con los cuales se puede comparar a cualquier ser humano, así es que el Phantom gracias a su amplia base de datos representa a una referencia teórica humana unisexuada, no etaria y no étnica utilizada como dispositivo de cálculo para la valoración del crecimiento proporcional.

El Phantom es una clase diferente de modelo, al cual sus creadores Ross y Wilson, describen como “modelo metafórico”. Es una referencia humana unisexuada arbitraria, con características antropométricas especificas como la estatura de 170,18 cm; el peso de 64,58 Kg; el porcentaje de grasa corporal 18,87; perímetros; pliegues cutáneos; diámetros; longitudes y alturas directas y derivadas.

Resultado de imagen para modelo z phantom ross wilson

Es un dispositivo de cálculo con valores medios y desviaciones estándar definidas, con más de cien datos entre alturas, longitudes, diámetros, perímetros, pliegues cutáneos y masas y que según Ross su validez reside en la capacidad para cuantificar las diferencias de proporcionalidad en las características antropométricas entre dos grupos poblacionales o entre un grupo poblacional y un individuo.

Ciertas características físicas están ligadas a la performance deportiva dada la gran asociación que existe entre un aspecto somático determinado y el desempeño motor, siendo fundamental el conocimiento de aquellas para su posterior análisis.

Algunas disciplinas atléticas exigen una morfología especial que puede distar mucho de otras pero dentro de ellas se encuentran semejanzas entre sujetos de primer nivel de cualquier país.

La posibilidad que brindan aquellos métodos de mediciones corporales que tratan este tema es muy importante para ser tenidos en cuenta en las diferentes etapas de la construcción de deportistas, llámense iniciación, desarrollo y perfeccionamiento.

La proporcionalidad, como uno de los pilares de la antropometría es la relación de las partes del cuerpo humano, ya sea del propio sujeto o con respecto a los sujetos de un grupo determinado.

En este punto los autores se encontraron ante la necesidad de crear un instrumento de medida, que nos permitiera realizar un estudio de la proporcionalidad más fácil de realizar e interpretar.

Resultado de imagen para proporcionalidad corporal

Por ello, Ross y Wilson propusieron una referencia unisexual y bilateralmente simétrica, estableciendo sus medidas a partir de estudios antropométricos realizados en grandes poblaciones por Garret y Kennedy, Wilmore y Behnke, y Clanser y colaboradores.

Lo cual simplifica el modelo teórico al que se debe comparar. El problema de esta simplificación se deriva de la pérdida de la variabilidad intrínseca al ser humano. No sólo en cuanto al sexo (el modelo es asexuado), sino que desprecia totalmente valores como la edad o la raza.

Ésta es por tanto la gran limitación de la teoría del Phantom. Se ha de resaltar el matiz de que el Phantom es asexuado. Siendo éste uno de los pocos valores antropométricos que se pondera independientemente del sexo. Despreciando las cualidades propias del sexo y que tan importantes resultan a la hora de la práctica deportiva.

El uso principal del modelo Phantom es ajustar y escalar las variables antropométricas. En este modelo, los resultados de la medición de cada sujeto o grupo de sujetos se comparan con un modelo teórico de referencia, que Ross y Wilson, en 1974, denominaron Phantom (en inglés fantasma). Se creó con la idea de hacer un seguimiento del proceso de crecimiento; sin embargo, se ha aplicado a adultos, deportistas y a otro tipo de poblaciones.

Para obtener los datos del modelo Phantom de referencia, se utilizaron un gran número de sujetos, tanto masculinos como femeninos, por lo que esta técnica es válida para el estudio de hombres y mujeres de cualquier edad.

El modelo original (creado por Ross y Wilson) del Phantom se elaboró basándose en los siguientes supuestos:

  1. Elimina la diferencia entre el estimado y la medida real, debido al dimorfismo sexual. Este punto supone una ventaja al simplificar el modelo teórico de comparación. Pero elimina la importante contribución de variabilidad para la especie humana, que supone la diferenciación sexual. Hay que resaltar que de todo el contenido teórico médico-deportivo, el único parámetro en el que no se dividen a los participantes en función del sexo es este método.
  2. Todas las variables del Phantom son uninodales, con el valor z=0.0 como moda. Además se distribuyen normalmente.
  3. La variable que se utiliza como referencia de proporcionalidad es la estatura, aunque podría ser cualquier otra. (Recordemos que para los egipcios era la longitud del dedo y para los griegos la de la cabeza)
  4. Todas las medidas están reducidas a la misma escala geométrica:
    1. En el caso de la masa (peso total, o fracciones del peso corporal: muscular, residual, graso u óseo). Esto se consigue elevando a la tercera potencia la relación (170.18/estatura).
    2. Para la superficie corporal o las secciones de las extremidades, esta relación deberá elevarse al cuadrado.
    3. Y para las medidas lineales el factor de elevación será la unidad.
  5. Para el estudio de la composición corporal mediante la estimación de las diferentes fracciones corporales (pesos musculares, etc.…) se toma como valor teórico del modelo, un 18.78% de grasa corporal.

Resultado de imagen para proporcionalidad en extremidades

Con el Modelo Phantom, se pueden hacer comparaciones entre:

  • Individuos consigo mismos en distintos momentos de una temporada deportiva.
  • Individuos con otros individuos del mismo deporte, de distinto deporte, de distintas razas, sexos, etc.
  • Grupos con grupos.

 

Ross y Wilson se basaron en grandes estudios poblaciones para formular las características antropométricas del Phantom. Los perímetros fueron estipulados a partir de los datos de Wilmore y Behnke (1969,1970). Los pliegues cutáneos a partir de datos no publicados de Yuhast y otras variables fueron derivados de estudio realizados por Garret y Kennedy, en 1971. Se asumió que en la población de modelos Phantom cada una de éstas características estaba normalmente distribuido cerca del valor Phantom (p) con un desvío estándar (s) que fue elaborado como el coeficiente medio de variación de los valores masculinos y femeninos.

 

Valores Z Phantom

Los creadores del Phantom no pretenden que los datos antropométricos estén normalmente distribuidos en la población. Ellos imaginan una población de Phantom cuyas características están normalmente distribuidas cerca de los valores medios. Esto nos permite describir las características antropométricas de un individuo como perteneciente a un Phantom, y por lo tanto obtener varios escores Z de la media Phantom. Para calcular el valor Z, asociado con una variable individual, utilizamos la fórmula usual de valor Z.

Donde:

Z: El valor de la variable transformaba en el Phantom.

S: Desviación estándar que propone el modelo para la variable estudiada.

V: Valor obtenido de la variable estudiada.

E: Valor obtenido para la estatura.

170.18: Constante de proporcionalidad para la estatura en el modelo Phantom.

d: Exponente dimensional, que permite la linealización de las variables.

1) d=1 para las longitudes, diámetros, perímetros y pliegues de grasa.

2) d=2 en las superficies corporales o en las áreas transversales.

3) d=3 en el peso y otros volúmenes corporales.

P= Medida de la variable según el modelo Phantom.

 

Por tanto:

  1. Valores positivos de Z indican una proporción mayor para la variable estudiada.
  2. Valores negativos una proporción menor, siempre respecto a la estatura, que es la variable de referencia.
  3. Valor de cero significa que el valor es igual a ideal del Phantom.

 

Ejemplo gráfico del Modelo Phantom

Los valores Z se pueden representar en una gráfica para una interpretación más sencilla de los resultados. En la gráfica presentada a continuación como ejemplo de los valores Phantom más habituales de un gimnasta masculino. Todos los valores de Z > 0 indican que los valores del sujeto para esas variables están sobre la media del valor Phantom en relación con su estatura. Lo contrario ocurrirá cuando los valores  Z < 0.

En este caso, vemos que los valores de la envergadura son muy bajos. Algo que no ocurre normalmente en deportistas.

El diámetro biileocrestal es pequeño, pero eso también ocurre en la mayoría de los hombres. Hay que recordar que el modelo Phantom es “asexual”, por lo que todos los hombres suelen tener valores negativos en esta variable y muchas mujeres tienen valores positivos.

Representación gráfica del Phantom Individual de un gimnasta

 

Es de destacar el extraordinario biestiloideo de las muñecas de este gimnasta, algo recurrente del equipo al que pertenece. La gran cantidad de trabajo con los brazos y del apoyo de las manos con flexión de muñeca, hace que se desarrolle al máximo la estructura ósea de la muñeca.

Los perímetros del miembro superior tienen valores positivos y los del miembro inferior, valores negativos. En el caso de atletas velocistas, tendrían valores del perímetro del muslo y pierna bastante positivos.

El nivel de grasa de este gimnasta es muy bajo en todos los niveles registrados.