Des-humanización en el deporte

La Real Academia Española, en su Diccionario de la lengua
española (2014), define deporte como una “actividad física, ejercida como juego
o competición, cuya práctica supone entrenamiento y sujeción a normas”. Esta
actividad, puede o no tener competencias. Desde hace unas décadas a la
actualidad, se ha tomado la práctica del deporte como un medio para generar
ingresos, es decir, que algunos deportistas obtienen pagos económicos por practicarlos.



La práctica social que denominamos, entendemos, afirmamos,
disfrutamos y utilizamos como deporte, se circunscribe al mundo capitalista
moderno: “se refiere exclusivamente al deporte entendido como institución
industrial de competición física reglamentada” (Brohm, 1982: 15).

El problema se da cuando el deporte se ve más allá de sí
mismo y se trata como un mero negocio, a tal punto de deshumanizar a las
personas que lo practican, pues se eliminan los valores que el mismo deporte pretende
transmitir (Gil, 2016).

La esencia del deporte es que “toda persona debe tener la
posibilidad de practicar deporte sin discriminación de ningún tipo y dentro del
espíritu olímpico, que exige comprensión mutua, solidaridad y espíritu de
amistad y de juego limpio” (COI, 2004).

Cuando los dueños de los equipos, sobre todo en deportes que
mueven grandes masas, deshumanizan el deporte, y le quitan sus valores y
esencia, los aficionados pueden llegar a deshumanizarse también, llegando a
extremos poco saludables de “apoyo” a su equipo preferido, como discusiones con
aficionados de equipos rivales e incluso peleas, maltrato físico y extremos
como asesinatos.

Todas estas acciones también pueden afectar a los
aficionados que, dentro de lo saludable, buscan apoyar su equipo favorito, pero
por temas de seguridad, prefieren no ir a los estadios o lugares donde se
realicen las competencias por temor a ser víctimas de aficionados contrarios

BIBLOGRAFÍA

  • Brohm, J. (1982). SociologíaPolítica del Deporte. México: Fondo de Cultura Económica
  • Comité Olímpico Internacional. (2004). Carta Olímpica. Lausana, Suiza: COI. 
  • Gil, W. M. (2016). Deporteglobalizado/Deporte en la globalización. La continuidad y discontinuidad deldeporte profesional capitalista: realidades y perspectivas. EspacioAbierto, 25(2)
  • Real Academia Española. (2014). Diccionario de la lengua española (23.a ed.). Madrid, España.