El sentimiento del fútbol

Oh! Bello fútbol, de emociones muy fuertes que dejas medio muerto a un fanático de un club que recibe un gol y dejas en lo más alto al club que mete la bola en el arco. Si un día resucitaran sus creadores, ese mismo momento fallecen la ver lo que has cambiado y en lo que te has convertido en las últimas décadas. Casado con una hermosa mujer,  que es bien tratado por sus hijos, acariciada por los volantes, pero a la vez cacheteada por los porteros que no quieren que entre a su casa, podría significar lo peor.


Una mujer que nunca envejece, cada día se hace mas y mas codiciada por los niños que van creciendo con la ilusión de ser grandes y que sus nombres queden tatuados en su piel que son los estadios de fútbol quienes siempre te reciben con sus mejores trajes, llenos de colores de sus clubes y para ser más patrióticos de sus selecciones nacionales; que también buscan poner sus banderas en lo más alto para ser recordadas por la eternidad.

Grandes futbolistas han pasado por tus sedes, los que han hecho historia en clubes muy modestos que se hicieron grandes y actualmente reconocen inmediatamente que eres su madre, hay quienes se olvidan del Dios verdadero y ven a sus futbolistas como su d10s wl caso de Argentina, o ven a su futbolista como el rey en el caso de Brasil y en El Salvador tenemos al Mágico, no obstante no debe de ser en ningún momento este el objetivo.

Para este aficionado es hermoso ver una alegría mas cada día que ve jugar a sus futbolistas favoritos sufre en cada cada eliminatoria que su selección sea invitada a tu cumpleaños que se celebra cada 4 años.

Las emociones en los mundiales son encontradas; una parte de tu familia llora porque les anotaron un gol, mientras la otra ríe y ríe, goza y se exalta de ver que la esfera pase por tres postes y caiga en las redes de un arco, que a caído en la batalla campal entre cada equipo o selección, cabe aclarar que en muchos países el fútbol es mas que un deporte, es una religión, no queda más que decir, el fútbol el deporte mas hermoso del mundo que une países para apoyar a su país pero a la vez los separa porque sus clubes juegan con su eterno rival, que viva el fútbol.