image_pdfDescargar como PDFimage_print

La forma jugada constituye un tipo de juego, de estructura muy simple que no posee en sí una intención de juego propiamente dicha, sino que más bien se ubica en un punto intermedio entre el ejercicio y el juego, y se orienta al aprendizaje, la adaptación y acondicionamiento de una tarea. En la forma jugada, el juego puede mantenerse, en tanto conserve cierta incertidumbre, ya que una vez alcanzado el dominio, es necesario elevar la dificultad de la tarea, es decir que, la forma jugada debe ser presentada con matices lúdicos sin perder de vista la rentabilidad del aprendizaje.

 

Por ser una forma intermedia entre el ejercicio y el juego, los ejercicios pueden ser transformados fácilmente en formas jugadas, con la simple introducción de un elemento lúdico – competitivo. Con la forma jugada se busca el dominio de los elementos técnicos del deporte, fomentado por la práctica del mismo.

Las formas jugadas y el juego son actividades mediadoras que permiten no sólo alcanzar plenamente los objetivos educativos, sino también que el niño se exprese como ser humano en formación, avanzando en su socialización y disfrutando con alegría de las actividades físicas.

La forma de juego o forma jugada es un concepto individual o de organización colectiva, con una o varias reglas dominantes, que rigen una actividad física precisa, en el curso de la cual el alumno practica con plena libertad de acción.

Al decir forma jugada, se está diciendo “competencia”. El término forma imprime desde el inicio una orientación precisa a la actividad, mientras que la palabra juego puede significar simplemente recreación. Un ejemplo de forma jugada es cuando un grupo de alumnos organiza un juego de fútbol en el patio de la escuela, dos piedras o mochilas sirven de arcos, un alumno es el árbitro (cuando hay). Juegan a su manera, nadie los traba, son libres; juegan en el sentido más profundo de la palabra. Esta es una forma jugada de fútbol. Del mismo modo habrá una forma jugada de baloncesto cuando los alumnos, dirigidos por un profesor, juegan libremente de acuerdo con su capacidad física y sus conocimientos técnicos.

 

Las principales características de las formas jugadas son:

  • La ejercitación de la técnica es, aunque poca, específica
  • Se comienza a aplicar la técnica
  • Presentan mayor dificultad que los anteriores
  • Son actividades dirigidas, aunque no autoritarias
  • Son educativas
  • No tienen un modelo a seguir, sino más bien, de libre forma de ejecución
  • Toman en cuenta los movimientos aprendidos anteriormente, para que sean aplicados en la forma jugada, y trata de inducir cambios que van a mejorar la técnica buscada
  • Como el proceso de ejecución genera placer, no disgusta mucho perder (si la actividad está bien orientada)
  • Son de estructura sencilla
  • Buscan integrar el pensar con el hacer y el hacer con el pensar


Principales utilidades de las formas jugadas:

  • Para motivar a los estudiantes a realizar una tarea poco llamativa en sí misma
  • Comenzar a introducir técnica deportiva
  • Trabajar la actitud ante la derrota y la humildad ante el triunfo
  • Orientar el proceso de aprendizaje de técnicas intermedias
  • Preparar al estudiante / jugador para nuevas técnicas más avanzadas
  • Tratan de activar las relaciones básicas que en su momento permitan internalizar nociones de realidad
  • Facilitar la repetición de una técnica, haciéndola entretenida

Dar la oportunidad al estudiante a aportar nuevas ideas o condiciones para realizar la actividad

Visitas: 9943

1 comentario

  1. Gracias por la información espero seguirlos en otra ocación .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *