image_pdfDescargar como PDFimage_print
“Haz que se instruyan jugando y así te pondrás en la mejor situación de conocer las disposiciones de cada uno” Platón.
 
Cuando el hombre se vuelve sedentario y comienza a perfilar los primeros embriones sociales como ser: los Antiguos Mayas, Aztecas, Incas, Samurai (Japón), el hombre incluye actividades importantes “el juego”, aunque no es como una forma de recreación; sino más bien de una manera mágico-religiosa.
Existen utensilios y estructuras que sugieren que los chinos realizaron actividades deportivas ya en el año 4000 a.c. La gimnasia parece haber sido un popular deporte en la Antigua China. Los monumentos a los Faraones indican que una cierta cantidad de deportes, incluyendo la natación y la pesca, fueron ya diseñados y regulados hace miles de años en el Antiguo Egipto. Otros deportes egipcios incluyen el lanzamiento de jabalina, el salto de altura y la lucha. Algunos deportes de la Antigua Persia como el arte marcial iraní de Zourkhaneh están ligados a las habilidades en la batalla. Entre otros deportes originales de Persia están el polo y la justa.
 

El juego es caracterizado desde sus orígenes por una simbolización espiritual, forma parte de la cultura de los pueblos y se hace manifiesto en la conciencia individual y colectiva. De sus características de creatividad, libertad y espontaneidad se generan costumbres, conocimientos y cultura.
 
 
Haciendo un análisis antropológico del juego, se puede atribuir a éste un comienzo de tipo mágico religioso, vinculado siempre a la euforia, y manifestado en ritos sagrados hacia las fuerzas superiores.
Son muchas las manifestaciones lúdicas en donde se detectan ciertos elementos culturales: los mitos son ficciones alegóricas (figuras humanas) que plasman historias de un determinado grupo acerca de figuras y acontecimientos legendarios, un ejemplo de ello es el Popol-Vuh, en el simbolismo del juego de pelota que se da entre los mayas, con la concepción del bien y el mal – su sentido religioso asociado con lo lúdico, da como resultado esta comparación entre moral y juego – bien y mal.
 
En muchos pueblos antiguos, la contemplación de la vida generaba un sentimiento hacia ella que se hacía evidente en forma de juego sagrado, pues así pedían y agradecían a los dioses, y en muchos casos, perder en un juego significaba la muerte.
En Egipto: Floreció en las riberas del rio Nilo, sus pobladores llevaban una vida ostentosa,  llena de colorido, por lo que se podría considerar que le dieron una gran importancia a la recreación. Las actividades recreativas que realizaban consistían en una variedad de deportes como la gimnasia, la lucha, el levantamiento de pesas y otras actividades como la caza, la arquería, las carreras, la caza, la arquería, las carreras de carros, la música, la danza, la pintura y la escritura.
 
En Asiria y Babilonia: Estas dos culturas florecieron en el valle de Mesopotamia entre los ríos Tigres y Éufrates, dentro de las actividades que encontramos estaban los deportes del boxeo, lucha, arquería, carreras de carros, la caza, la danza, la música, la escultura, la pintura y los jardines zoológicos y botánicos.
 
En Grecia: Es en la cultura griega donde florece plenamente el ocio como la recreación, es aquí donde se hacen los fundamentos filosóficos de ambos. En Grecia es donde se da el concepto de “hombre integral”, se le dio gran importancia al arte, al conocimiento y a los deportes; ya que el hombre ideal tenía que ser una combinación de soldado, atleta, político, artista y filosófico. La recreación se daba con diferentes deportes, la escultura, la música, la poesía, el teatro, todo esto combinado con los juegos sagrados en honor a los dioses. Los templos eran un lugar para el juego, donde se tocaba lo religioso y lo profano. Adultos y niños participaban en los rituales, cada uno según sus características y necesidades. Además se encontraron vasijas con pinturas de juegos
 
En Roma: La recreación y el ocio fueron de gran importancia para esta cultura, ellos realizaban juegos, festivales en honor a sus dioses, los más importantes eran para conmemorar triunfos militares en honor al Dios Júpiter. Las actividades recreativas eran de tipo utilitario, practicaban la natación, la lucha, las carreras, saltos, contaban además con recreación pasiva con las termas (piletas de agua sulfurosa) teatros, antiteatros, foros, circos y jardines.
Se encontraron también muñecas de marfil, utilizadas tanto para juegos como para rituales sagrados.
 

Edad Media: se tenían un gran número de fiestas y manifestaciones lúdicas, con lo que el profundo sentido puritano, que estaba ligado a la ética de trabajo y esfuerzo constante, fue acabando poco a poco.

Visitas: 1030

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *