image_pdfDescargar como PDFimage_print

¿Por qué se le da tan poca importancia a la materia de educación física?
Julio Campos
julio@svdeportes.net

Educación física es una de las materias preferidas de la mayoría de la población estudiantil, sobre todo de los más pequeños, y no les cuesta mucho expresarlo. Sin embargo, pareciera que son los otros docentes, directivos, padres de familia e incluso el gobierno quienes no le dan la importancia debida. ¿a qué se debe esto? Consideremos algunos puntos:

En primer lugar, definamos educación física de una manera “no mecánica” ni la respuesta automatizada. Educación física es aprender con el movimiento, aprender moviéndose, aprender cómo moverse. Es preparar nuestro cuerpo para poder hacer todo lo que normalmente hacemos en el día a día, y más. Es saber cómo hacer movimientos de la mejor manera posible, y divirtiéndonos.

Resultado de imagen

En segundo lugar, los movimientos corporales, desde los simples hasta los complejos, son aprendidos, como todo en la vida. De aprenderlos bien depende su buena ejecución durante toda la vida, por lo tanto, se necesita gente especializados para poder enseñarlos de la mejor manera posible. En base a esto podemos preguntarnos, ¿Un niño pequeño que aprende primero, a hablar o caminar?, ¿Aprende primero a contar o a levantarse por su propia fuerza mientras está acostado? ¿Distinguir plantas y animales o conocer sus brazos, piernas y cuerpo? Entonces, ¿por qué muchos directivos y profesores piensan que esos conocimientos son más importantes que saber cómo se usa y funciona su cuerpo? Ni uno ni otro es más importante, ni menos importante, cada cosa le va a servir al niño en su presente y futuro.

Entonces, muchos profesores de educación física serán reemplazados por otras personas, quizá especialistas en otras áreas, o incluso sin alguna preparación, tomados en cuenta para estos cargos solo porque practica algún deporte o simplemente le gusta hacer actividad física.
La razón de esto es simplemente por la vieja creencia de “educación física puede impartirla CUALQUIERA”, ya que también se cree que educación física es poner a los alumnos a jugar o correr, y eso tan fácil lo hace cualquier persona (“¿para qué pagarle a alguien que haga eso si puede ser una actividad extra de la persona que tiene otro cargo?”). mas no saben que enseñar educación física es algo muy delicado, que tiene repercusiones a lo largo de toda la vida. Las demás personas no saben que si el profesor de educación física le enseña mal la técnica de correr a un niño, correrá mal toda su vida si no le corrigen.

Resultado de imagen

Obviamente mucha de esta fama se debe a la mala praxis de muchos pseudo docentes, que no hacen bien su trabajo, pero también se debe al desconocimiento de muchas personas. Muchos creen que el profesor de educación física no estudia en una universidad, que no se desvela leyendo, que no aprende psicología, pedagogía, didáctica, planificación, anatomía, biomecánica, teoría de la educación, metodologías, etc. Muchos creen que el profesor de educación física ideal es el que solo tiene paciencia y soporta largas horas de sol sin protestar. Ser docente de educación física requiere una especialización como cualquier otra docencia, una preparación como cualquier otra docencia, mucho esfuerzo y dedicación como cualquier otra docencia. Además de eso debe tener otros aspectos que SOLO tienen los de educación física, como dar sus clases generalmente bajo el sol y no en un salón techado y/o ventilado, dar casi toda o toda la jornada de clases sin parar, dar la clase de pie y no sentado tras un escritorio (un profesor de educación física sentado durante su clase es un pecado mortal), organizar y ejecutar jornadas deportivas en celebraciones u otros eventos mientras los demás participan de, dar la clase alzando más lResultado de imagena voz por estar en un espacio abierto y con los alumnos dispersados, y una gran lista de etcéteras.

Generalmente el profesor de educación física es quien conoce a todos los alumnos, por dar en varios o todos los niveles. Son los que ven a un niño empezar en primaria, y convertirse poco a poco en jóvenes, y lo más importante, a ser parte de este proceso. Podemos aprovechar esta participación para demostrar la importancia de nuestra especialidad.

 

Lastimosamente no podemos hacer nada contra la ignorancia ajena, pero si podemos demostrar que la educación física es muy importante en la educación. Y la mejor manera que tenemos para hacer esto es haciendo excelente nuestro trabajo, dando el mejor esfuerzo en cada clase, aunque estemos cansados, con nuestra garganta destrozada, nuestra piel quemada, nuestros pies calientes.

Quiero concluir aclarando que la educación física NO está sobre las otras materias o asignaturas, no es más importante que otros conocimientos ni se debe sobrevalorar tampoco. Educación física es una asignatura más, que debería tener la misma importancia que las otras (cosa que casi nunca se da así), no más importancia, ni menos importancia.

Resultado de imagen

Profesor/docente en educación física, seamos profesionales y demostremos que nuestra materia es importante,

SEAMOS EDUCACIÓN FÍSICA

Visitas: 350

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *